Your address will show here +12 34 56 78
La actividad la llevaron a cabo estudiantes de cuarto año de la carrera de Nutrición y Dietética.
 
Con una divertida pero también educativa jornada finalizaron la semana los alumnos del Colegio Saint André de Playa Ancha. La comunidad escolar participó en la Feria de Alimentación Saludable, que organizaron estudiantes de cuarto año de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso.

La actividad se enmarcó en el curso de Intervención Nutricional Comunitaria, que dicta la doctora Catalina González.

Los cerca de cincuenta estudiantes en formación planificaron, diseñaron y llevaron a cabo un modelo de trabajo y desarrollo de producto (material didáctico) basado en el marketing social. A esto se suman una serie de dinámicas lúdicas y educativas, orientadas a fomentar la alimentación sana en la comunidad escolar. Fue así que en el patio del establecimiento levantaron seis stands temáticos y vinculantes, donde los jóvenes universitarios promocionaron el consumo de colaciones saludables para el recreo, alimentos altos en fibras, preparación de desayunos nutritivos, ingesta de frutos secos, un mayor consumo de frutas y verduras y, por supuesto, fomentar el beber agua saludable.

“El desafío de esta actividad, con la cual finaliza el curso, es que los niños participen de una jornada atractiva para ellos y además que relacionen el pasarlo bien con la alimentación saludable. Porque para pasarlo bien no necesitan tomar Coca Cola o comprar la Cajita Feliz en el McDonald’s, puede pasarlo bien bebiendo una agüita de manzana con canela o ingiriendo una colación saludable”, afirmó la académica.

Los estudiantes evaluaron positivamente la jornada. Así lo avala el testimonio de la alumna de Nutrición Sofía Bichara, quien estuvo a cargo del stand que vinculaba el consumo de frutos secos y su potencial energético.

“El stand de nosotros se llama ‘Siente el rayo de energía’. En el fondo la feria saludable busca enseñarles a los niños a que existen buenas opciones de comer sano. El objetivo es motivarlos con distintas estrategias e hicimos hasta un video que promociona el consumo de frutos secos para tener más energía. Además si bien aquí tenemos maní y almendras, que los niños suelen conocer, también les dimos a degustar plátanos y berries deshidratados para que vayan innovando, variando y ampliando el abanico de alimentos sanos a los que pueden optar“, afirmó.

Su compañero Ignacio González también estuvo con los escolares en el aula, indagando sobre sus hábitos alimenticios y detectaron un bajo consumo de frutas y verduras en menores de 3º y 4º año básico. “Y quisimos incentivar el consumo de frutas y verduras creando juegos para los escolares y premiándolos con una brocheta de frutas. Es muy gratificante ver que los niños están aprendiendo lo que se preparó para los diferentes stands sobre educación alimentaria“, aseguró.

La jornada, que se realiza por segundo año consecutivo en el establecimiento educativo, fue evaluada positivamente y ya se observan los beneficios de la intervención en la comunidad escolar. Así lo comentó la directora del colegio, la profesora Giselle Escarpenter Feliú. “Los niños han empezado a tomar conciencia. En el fondo son ellos los que han empezado a llevar al hogar ciertas sugerencias o indicaciones que han aprendido acá. Te doy un ejemplo: actualmente los niños ya no beben jugos envasados o procesados para los recreos, la gran mayoría trae una botella con agua, Y este nuevo hábito ha sido producto de la intervención que hicieron los estudiantes de Nutrición el año pasado. Por eso estamos muy agradecidos con la Universidad de Valparaíso. Creo que la vinculación con nuestro colegio es de un tremendo valor”, destacó la directora.






0