Your address will show here +12 34 56 78
Amplia cobertura tuvieron recomendaciones de académicas de la Escuela de Nutrición y Dietética.
 

Amplia cobertura en la prensa tuvo la recomendación de un grupo de académicas de la Universidad de Valparaíso de recurrir a la inmunonutrición para hacer frente al coronavirus. Esta herramienta terapéutica vendría a sumarse a las medidas de autocuidado, lavado de manos, uso de mascarillas y distanciamiento físico en espacios públicos.

Así lo señalaron tres académicas de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UV: Pamela Estay, Samanta Thomas y Claudia Vega. Ellas explicaron que los inmunonutrientes fortalecen el sistema inmune y permiten disminuir la inflamación tanto aguda (propia de Covid-19) como crónica (producida por enfermedades no transmisibles, como la diabetes) y se encuentran en diversos alimentos que están al alcance de todos. El tema fue ampliamente difundido en noticiarios y sitios web de medios de comunicación de circulación local y nacional.

En Meganoticias, la nutricionista clínica Pamela Estay afirmó que la respuesta inflamatoria juega un papel crucial en las manifestaciones clínicas de COVID-19, agregando que “después de la entrada del coronavirus al organismo se desencadena una respuesta inmune exagerada y los inmunonutrientes tienen el beneficio de ser antioxidantes y disminuir los procesos inflamatorios”.

En Radio Bío Bío la académica Claudia Vega, magíster en Ciencias Biológicas y Médicas, indicó que “en general, lo que se recomienda es la inmunonutrición, es decir, consumir alimentos ricos en omega 3, vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos alimentos, junto con fortalecer el sistema inmune, permiten disminuir la inflamación tanto aguda, propia de COVID, como crónica, propia de enfermedades crónicas y el envejecimiento“.

La nutricionista Samanta Thomas, doctora en Ciencias, explicó en el Diario 7 que “el omega 3 puede ser obtenido de pescados grasos, los cuales deben ser consumidos al menos dos veces por semanas. Sin embargo, para obtener mayor beneficio de este componente y ojalá consumirlo a diario, existen aceites enriquecidos con omega 3. Usar una cucharadita de este aceite en la ensalada diariamente mantendría un aporte regular del mismo”.

Respecto a los minerales, como el zinc, selenio, manganeso y cobre, las nutricionistas indicaron que actúan como cofactores enzimáticos, ya que “hacen parte de la defensa antioxidante, por lo tanto su aporte es fundamental. Una elevada concentración de minerales está presente en legumbres, siendo recomendado el consumo –a lo menos- dos veces a la semana. Por su parte, los antioxidantes constituyen una gama variada de compuestos, desde vitaminas (vitaminas C, A, E) hasta los fitoquímicos, también conocidos como no nutrientes, como son los polifenoles, algunos carotenoides, terpenos, índoles, entre otros”, lo que fue publicado en el diario La Estrella de Valparaíso.

Las nutricionistas además aconsejaron evitar el consumo de productos altamente procesados o que “contengan los logos de advertencia ’Alto en’, ya que son pobres en inmunonutrientes, pero altos en azúcar, grasas saturadas y sal, que no contribuyen en la mantención o recuperación de la salud”.



0