Noticias

Nutricionista UV fue becada para realizar diplomado en Gerontología

Se trata de la profesional Claudia Zorrilla, nutricionista guía de la Casa del Adulto Mayor de Quillota.

Con el apoyo del proyecto UVA 1401, Gerópolis, la nutricionista titulada de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso, Claudia Zorrilla, fue becada para realizar diplomado en Gerontología: una Formación Interdisciplinar en Salud.

La profesional actualmente se desempeña como nutricionista guía de la Casa del Adulto Mayor de la municipalidad de Quillota.

 

¿Qué significa para ti poder realizar el diplomado en Gerontología?

“Significa una gran oportunidad y un privilegio, debido a que en Chile no es un área que cuente con muchos especialistas en el tema y ha permitido ampliar mi visión sobre los adultos mayores. Gracias a esta especialización, podré aportar a mejorar la atención en salud de las personas mayores, enfocada no tan sólo en aspectos alimentario-nutricionales, sino también en otras temáticas propias de la Gerontología, que sin este diplomado quizás no tendría la posibilidad de aplicar. Gracias a la beca Gerópolis UV, pude tener acceso a este diplomado y reitero mis agradecimientos, porque hasta el momento me ha enriquecido personal y profesionalmente”.

 

 

¿Cómo lograste obtener la beca y cuánto dura?

“Actualmente ejecuto el rol de tutor clínico de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso, a alumnos en práctica profesional en área no tradicional, en la Casa del Adulto Mayor de la Municipalidad de Quillota. Gracias a Ximena Palma, nutricionista supervisora y docente de la Universidad, me enteré de este diplomado y de la posibilidad de postular a beca de financiamiento otorgada por el proyecto Gerópolis UV. Gracias a este proyecto, la mayoría de los profesionales de esta versión del diploma, han podido acceder al mismo mediante beca. La beca contempla el 10 por ciento de financiamiento del diploma, exceptuando el costo de matrícula”.

¿Qué puertas abre este tipo de especialización?

“Este tipo de especialización promueve el trabajo interdisciplinario que actualmente no se practica a cabalidad. El diplomado permitirá generar nuevas redes de contactos, ampliar nuestra visión sobre el adulto mayor, fomentar en nuestros lugares de trabajo el buen trato al adulto mayor, buscando eliminar todo tipo de discriminación hacia ellos. Considero que especializaciones como ésta, nos ayudan a replantear nuestros objetivos y contribuye a que profesionales de distintas disciplinas se unan hacia un mismo fin, que es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, que en la actualidad no se considera como una prioridad. Es el inicio de un trabajo que debemos realizar en conjunto, para que nuestros adultos mayores y las futuras generaciones vivan en una sociedad que los acoja y los valore como merecen”.

Tú trabajas en un área poco explorada para los nutricionistas ¿Cómo ha sido la experiencia y cómo ves el mercado laboral para tus futuros colegas?

“Ha sido desde el comienzo una experiencia grata y enriquecedora. Existe un prejuicio frente a los adultos mayores, vistos muchas veces como personas dependientes, frágiles, inútiles u otros estereotipos negativos que los perjudican enormemente. En la Casa del Adulto Mayor de Quillota, interactúo a diario con adultos mayores que reflejan lo contrario, ya que son personas activas, enérgicas, creativas, independientes y empoderadas que buscan entretenerse, sociabilizar, mejorar su salud y bienestar en los diversos talleres de la Casa. Por mi parte, me satisface el hecho de saber que adultos mayores se interesen, aprendan y practiquen una alimentación saludable, algo que quizás años atrás, no se evidenciaba tanto como ahora. Los adultos mayores han ido cambiando sus intereses y actualmente se muestran muy interesados en mejorar su salud, pero sobretodo en disminuir el riesgo de padecer alguna enfermedad limitante que pueda afectar su independencia y autonomía. Debido al actual cambio demográfico y según las proyecciones, la población adulta mayor en nuestro país seguirá en aumento, por lo tanto, urge que nuestra sociedad se adapte positivamente a este cambio. Es un campo laboral auspicioso para los Nutricionistas, donde nuestra labor es valorada cada vez más por las personas mayores, pero hay que ser prudente, cuidadoso y respetuoso con los mitos, creencias o hábitos que están muy arraigados en ellos, pero con paciencia, creatividad, empatía y dedicación los podemos revertir y lograr cambios positivos en ellos”.