Your address will show here +12 34 56 78
Toma de muestras responde a un convenio entre ambas instituciones y se inició este viernes en la estación Puerto.



 
Como parte de un convenio marco de cooperación mutua, suscrito entre la Universidad de Valparaíso y Metro Valparaíso, el Centro de Micro Bioinnovación de la Facultad de Farmacia inició este viernes la toma de muestras que permitan evaluar la efectividad de los procesos de sanitización que se ha implementado en los trenes, para garantizar la máxima seguridad de los usuarios y trabajadores de la empresa.


Los estudios buscan descartar la presencia de agentes nocivos, en especial del Sars-CoV-2, en los vagones del Metro Valparaíso y por primera vez se analizará la calidad microbiológica del aire circulante al interior de los trenes, análisis que se sumará al muestreo de las superficies de mayor contacto de los viajeros.


La doctora Claudia Ibacache, directora del CMBi y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UV, explicó que “para la muestra de aire se utiliza un equipo que hace un ingreso forzado del aire, que al estar cuantificado permite conocer el volumen exacto de la muestra que estamos tomando. Luego hacemos la cuantificación de los microorganismos en el laboratorio. Por lo tanto, vamos a evaluar diferentes tipos de microorganismos para determinar el riesgo”.


El estudio, pionero en Chile, permitirá contar con la información precisa sobre la presencia o no de Covid-19 en la red de metro de la Región. La doctora Ibacache agrega que “este acuerdo de colaboración nos abre la puerta tanto para evaluar también cómo desarrollar nuevas metodologías que tengan un impacto directo en la comunidad, que es una de nuestras prioridades en el CMBi, y que contribuya a ayuda a mejorar nuestra calidad de vida y de nuestro entorno”.


Esta viernes el rector subrogante de la Universidad de Valparaíso, Christian Corvalán; la decana de la Facultad de Farmacia, Marcela Alviña; el gerente de Metro Valparaíso, Víctor Marshall; y la directora del CMBi, Claudia Ibacache, dieron inicio oficial del convenio suscrito por ambas instituciones con la toma muestra que se realizó en el anduve 1 de la estación Puerto.


Christian Corvalán señaló que para la Universidad de Valparaíso es muy importante esta alianza de cooperación con Metro Valparaíso. “Creo que somos dos instituciones vertebrales de nuestra región y efectivamente estamos haciendo un esfuerzo importante por apoyarnos en esta etapa que tiene que ver con cómo desarrollamos estrategias para enfrentar la pandemia”, sostuvo.


“Hemos sido capaces de desarrollar algunos procesos de innovación en esta materia, que tiene que ver con medir cargas virales en espacios de aire, lo que ha comprobado el Centro de Micro Bioinnovación y la Facultad, por lo tanto, nos parece relevante aportarle a Metro Valparaíso desde nuestra experiencia en esa perspectiva”, agregó.


Víctor Marshall explicó que “lo que estamos haciendo ahora es dar un paso más en la estrategia de prevención que ha implementado Metro Valparaíso y hoy día, junto con la Universidad de Valparaíso, queremos poder medir la eficacia de nuestras medidas”.


También agregó que “estamos hace mucho tiempo trabajando en medidas de prevención. Seguimos estudiándolas y analizándolas. No se trata solo de medidas que hay que implementar en la cuarentena, sino también de manera permanente en el servicio. La participación de la Universidad de Valparaíso en esta estrategia es muy relevante para nosotros, porque nos permite trabajar con una institución de sólido prestigio en esta materia, para poder medir de manera innovadora y pionera cuál es la eficacia de la sanitización no sólo en las superficies táctiles, sino también en el aire”.


Finalmente, la decana de la Facultad de Farmacia, Marcela Alviña expresó que “creo que somos uno de los primeros que estamos tomando muestras de aire para ver la carga viral y analizando a través del material genético la presencia de este virus para poder hacer un estudio cualitativo, es decir, saber si está o no, y cuantitativo para poder determinar cuál es la magnitud de la carga viral”.
0

El webinar incluirá una presentación y tres conferencias sobre temas de seguridad y sostenibilidad alimentaria.



Cada 16 de octubre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra el Día Mundial de la Alimentación. Este año, la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso (UV) conmemorará la efeméride un día antes, con el webinar “Dietas sostenibles en tiempos de incertidumbre”.

El evento se realizará este jueves 15 de octubre, desde las 17 horas, y estará dirigido tanto a profesionales de las áreas de salud y alimentación como a la sociedad civil.

La organizadora del encuentro, la doctora en Nutrición Ángela Martínez, quien también es académica de la Escuela de Nutrición y Dietética UV, advierte sobre el contexto del seminario: “Actualmente, aunque producimos alimentos suficientes para todas las personas, nuestros sistemas alimentarios están desequilibrados. El hambre, la obesidad, la degradación ambiental, la merma en la diversidad agrobiológica, la pérdida y el desperdicio de alimentos y la falta de seguridad para los trabajadores de la cadena alimentaria son solo algunos de los problemas que estamos evidenciando”.

Bajo ese escenario, la doctora Martínez agrega que “hoy debemos sumar una nueva pandemia, la del COVID-19, que ha puesto a prueba nuestro sistema alimentario. El Día Mundial de la Alimentación hace un llamado a la solidaridad mundial para ayudar a las personas más vulnerables y contribuir a que los sistemas alimentarios sean más resilientes y robustos, con la finalidad de proporcionar dietas saludables, asequibles y sostenibles para todas y todos”.

La académica explica que por esa razón la FAO llamó a su evento “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos”. Por su parte, la Escuela de Nutrición y Dietética UV invita a reflexionar con su webinar titulado “Dietas sostenibles en tiempos de incertidumbre”, pensando que además de la crisis por COVID-19, que ha provocado algún grado de inseguridad alimentaria, nuestro país también está atravesando una crisis social, “que no podemos pasar por alto”, asegura.

En la actividad participarán como conferencistas invitados Cristóbal Uauy, PhD, que lidera el proyecto de investigación sobre genética y genómica de trigo del Centro John Innes de Reino Unido; Rebecca Kanter, PhD en Salud Internacional y Nutrición Humana de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y profesora asistente del Departamento de Nutrición de Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; y Olga Gutiérrez, representante de la sociedad civil, campesina, directora nacional de la Corporación Observatorio del Mercado Alimentario (CODEMA) y presidenta de la Confederación Nacional Unidad Obrero Campesina.

La presentación del seminario “Dietas sostenibles en tiempos de incertidumbre” estará a cargo de Ximena Ceballos, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética UV, magister en Nutrición Pública.

Inscripciones en Google Form: https://n9.cl/81xa.

Transmisión por Livestream: https://youtu.be/TLHXgUh9axg.

Exposiciones:

-“Dietas sostenibles en tiempos de incertidumbre”, presenta Ximena Ceballos.

-“El rol del mejoramiento genético en la Nutrición Humana”, a cargo de Cristóbal Uauy.

-“Durante crisis concomitantes, la importancia de la resiliencia humana dentro de los sistemas alimentarios locales”, expone Rebecca Kanter.

-“Campesin@s, pescador@s artesanales y feriantes promoviendo el acceso equitativo al alimento saludable”, por Olga Gutiérrez.

0

Se trata de fondos concursables que entrega la Sociedad Chilena de Nutrición.

Por segundo año consecutivo la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso se adjudicó uno de los tres fondos concursables que entrega la Sociedad Chilena de Nutrición (SOCHINUT).

Se trata del Premio Henri Nestlé, que distinguió al proyecto titulado “Efecto de la suplementación con vitamina D sobre anticuerpos antitiroideos y TSH en sujetos con tiroiditis de Hashimoto con deficiencia de vitamina D. Ensayo clínico piloto”, cuya investigadora principal es la nutricionista Isabella Vicuña (egresada y docente UV). También participaron en el equipo de investigación Claudia Vega, Kathleen Priken, Cristina Saldías, María Campodónico y Gina Véliz.

El proyecto corresponde a un ensayo clínico piloto que tiene como objetivo principal evaluar el efecto de la suplementación con vitamina D sobre la función y autoinmunidad tiroidea y variables metabólicas en sujetos con tiroiditis de Hashimoto y déficit de vitamina D.

Isabella Vicuña explica que el proyecto de investigación aborda dos condiciones de alta prevalencia en Chile: la deficiencia de vitamina D y el hipotiroidismo, ambas un problema de salud nacional y mundial.

“Por otro lado, la evaluación de los efectos de la suplementación de vitamina D en trastornos tiroideos autoinmunes como tiroiditis de Hashimoto (hipotiroidismo de causa autoinmune) es un campo poco explorado. Asimismo, existen escasos ensayos clínicos publicados, la mayoría recientes y con metodología heterogénea. Nuestra investigación desea contribuir a solventar estas deficiencias, agregando a ella la evaluación del impacto de la suplementación de vitamina D en variables clínicas y metabólicas relacionadas a función tiroidea que son de relevancia en la cotidianidad de la consulta clínica y que no han sido evaluadas”.

Tal como lo explica la directora del proyecto, la deficiencia de vitamina D es un problema de salud pública a nivel mundial. En Chile, la última Encuesta Nacional de Salud (ENS) reportó resultados alarmantes con respecto al estado de vitamina D en la población. En el grupo de mujeres en edad fértil (15 a 49 años), el 53 por ciento presentó déficit de vitamina D y un 16 por ciento un déficit severo.

Por otro lado, la tiroiditis de Hashimoto es el trastorno tiroideo de mayor prevalencia, representando la gran mayoría de los casos de hipotiroidismo. En Chile, la prevalencia de hipotiroidismo clínico es del 2,2 por ciento, similar a lo reportado a nivel mundial, no obstante se observa una alta prevalencia de hipotiroidismo subclínico, que alcanza el 16,4 por ciento.

La investigadora reconoció que fue una sorpresa muy grata para el equipo de investigación ser uno de los proyectos ganadores, porque SOCHINUT-Nestlé recibe anualmente en su concurso un número alto de proyectos de investigación provenientes de diversas universidades e instituciones de Chile y de alta calidad.

“El proceso es muy competitivo, por lo tanto nos satisface saber que fue de interés y tenía la calidad suficiente para ser seleccionada por la comisión evaluadora. Asimismo, nuestro proyecto representa no solo a nuestro equipo, sino que también a la Escuela de Nutrición y Dietética y a nuestra universidad. Anteriormente nuestro grupo de investigación se adjudicó un proyecto en la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetología (SOCHED), finalizado en 2019 y actualmente en fase de publicación, por lo tanto, esperamos como equipo contribuir de forma continua a la investigación que surja desde la Escuela y la Universidad”, concluyó.



0


Directora del CMBi compartió la experiencia en seminario internacional sobre Covid-19 y aguas servidas.


Las aguas residuales se han convertido en una nueva vía de estudio de la trazabilidad del coronavirus y ofrecen la oportunidad de hacer un seguimiento fiable de su presencia en la población.

En la zona, el Centro de Micro Bioinnovación (CMBi) de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso ha llevado a cabo el pionero estudio, analizando desde el mes de junio la concentración de material genético del virus SARS-CoV-2 en aguas servidas en cuatro comunas de la Región: Valparaíso, Viña del Mar, San Felipe y Los Andes.

La directora del CMBi, Claudia Ibacahe, doctora en Microbiología y académica de la  Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Farmacia UV, afirmó que “con los resultados obtenidos hasta ahora hemos visto que aumentos en el número de casos se relacionan con la concentración del material genético del virus en las aguas servidas. Para confirmar esta relación es que actualmente nos encontramos analizando las muestras de julio, agosto y septiembre”.

La doctora Ibacache explicó que “en nuestro laboratorio implementamos la liofilización como método de concentración. Una de sus principales ventajas es que al trabajar a bajas temperaturas (-80º C) se protege al material genético presente en las muestras de aguas de la degradación, ya que el ARN es una molécula extremadamente lábil”.

También la académica destacó que “a través de este estudio la UV se ha posicionado como el líder en la Región en el análisis de SARS-CoV-2 en aguas servidas, para implementar así estrategias complementarias a los análisis clínicos para el seguimiento epidemiológico de esta pandemia”.

Agregó que la implementación de estas estrategias es fundamental para poder dilucidar el alcance real de la pandemia, debido a que “actualmente se sabe que un porcentaje importante de las personas infectadas no desarrollan síntomas y, por lo tanto, al no realizarse las pruebas diagnósticas no son registrados como Covid-19 positivo. En este sentido, y debido a que el virus se excreta por vía fecal, tanto en pacientes sintomáticos como asintomáticos, la evaluación de la concentración de SARS-CoV-2 en aguas servidas es una herramienta que permite realizar un seguimiento de la pandemia a nivel comunitario”.

La doctora Ibacache compartió el estudio en el Seminario Internacional “Covid-19 y aguas servidas”, organizado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y patrocinado por la Embajada del Reino de los Países Bajos.

Junto a la doctora Ibacache participaron como expositores en el encuentro el doctor Aldo Gaggero, el investigador Homero Urrutia y Gertjan Medema, profesor de la Universidad Tecnológica de Delft de los Países Bajos, pionero en las mediciones del virus SARS-CoV-2 en aguas servidas.

“Compartir en el seminario con el doctor Medema fue una gran experiencia debido a que él es un experto a nivel mundial en esta área. Adicionalmente, compartir con los investigadores chilenos que también están llevando a cabo estas iniciativas en otras regiones del país contribuye a la colaboración científica entre los grupos”, sostuvo.

0

Participó medio centenar de jóvenes interesados en las carreras de Química y Farmacia y Nutrición y Dietética.
 

Durante tres días la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso (UV) llevó a cabo su jornada de Puertas Abiertas 2020.

Este año la actividad, organizada por las Escuelas de Química y Farmacia y de Nutrición y Dietética, se realizó de manera inédita en modo online, dada la situación de confinamiento social que se vive en la zona.

El profesor Fernando Rojas, coordinador de Extensión y Vínculos de la Facultad de Farmacia UV, valoró positivamente el encuentro. “En general mi evaluación es positiva, ya que logramos llegar a más de cincuenta estudiantes del sistema escolar, con quienes interactuamos estos días, tanto en la Escuela de Química y Farmacia, como en la Escuela de Nutrición y Dietética”, afirmó.

El doctor Rojas agregó: “Creo que hemos cumplido el objetivo de vincularnos de buena forma con los colegios y preuniversitarios de la Región y visibilizarnos como una opción atractiva para sus estudios superiores. Decidimos tomar este desafío durante la pandemia y cuarentenas que tenemos en estos momentos para aprovechar muchos contactos previos que habíamos tenido en períodos de promoción anteriores, ya que luego del estallido social de octubre de 2019 tuvimos que suspender nuestras jornadas tradicionales de Puertas Abiertas y decidimos retomarlas durante este período para posicionarnos de mejor manera en nuestros futuros estudiantes, resolver sus dudas y conocernos de mejor manera, aprovechando la posibilidad que ofrecen las plataformas online de tener una comunicación más cercana”.

Respecto a las actividades que se desarrollaron, el académico sostuvo que se preparó un programa estructurado, en el que intervinieron directores de ambas escuelas, jefes de carrera, encargadas de Vinculación con el Medio, además de un equipo de profesores y estudiantes de los últimos años, quienes colaboraron en forma importante para dar a conocer las carreras, su perfil de egreso, conversar acerca de la vida universitaria, de los grupos de participación estudiantil, las líneas curriculares y temas contingentes, que fueron abordados por profesores especialistas en las áreas. También se presentaron cápsulas audiovisuales realizadas para la ocasión.

“Aunque pretendemos retomar actividades presenciales cuando esto sea posible, mientras no lo logremos pretendemos llegar al sistema escolar a través de cápsulas audiovisuales educativas, vía Instagram y otras redes sociales, invitando estudiantes a nuestras clases de primer año vía virtual, asistiendo y propiciando encuentros vocacionales de estudiantes escolares en forma online, invitaciones a seminarios web y webinars”, señaló el académico.






0

Se trata de la tercera, dos con extensión internacional, que ha obtenido la unidad académica hasta ahora. La UV suma nueve, en total.

La Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso obtuvo una nueva patente de invención nacional. La noticia fue recibida con orgullo por parte de la comunidad académica y no tardaron en llegar las felicitaciones a los investigadores involucrados.

Se trata de los doctores Claudia Ibacache, Alejandro Dinamarca y Juan Ojeda, investigadores y académicos de la Escuela de Nutrición y Dietética, quienes junto a la egresada de la Escuela de Química y Farmacia y hoy estudiante de doctorado en la Universidad de Nottingham (Reino Unido) Natalia Romo, lograron obtener la concesión de la patente de invención en Chile del “Extracto de origen bacteriano producido por la bacteria marina Kocuria sp y su uso para generar estructuras poliméricas con superficies bioactivas capaces de inhibir la formación de biopelículas microbianas”.

Tal como lo explicó el doctor Dinamarca, la invención apunta a un método para obtener una síntesis de compuestos (extracto) que se encuentran en la bacteria Kocuria y que evitan la formación, adhesión y proliferación de agentes patógenos a dicho extracto.

El investigador agrega que la versatilidad de esta innovación permite incorporarla en polímeros naturales o sintéticos, destinados a formar estructuras con superficies activas.

“El producto de la bacteria se puede integrar en diversos polímeros usados para fabricar desde pinturas a dispositivos como catéteres, por ejemplo. Así las superficies quedan activadas e inhiben que los patógenos proliferen. El uso de las superficies y estructuras 3D es tanto para aplicaciones biomédicas, incluyendo usos clínicos, como para aplicaciones industriales o incluso aplicaciones domésticas”, detalló Dinamarca.

La protagonista de la innovación es la bacteria marina Kocuria, que fue aislada de muestras de agua de mar en Montemar, a pasos del balneario de Reñaca, por los microbiólogos Claudia Ibacache y Alejandro Dinamarca, con la colaboración de Juan Ojeda.

“La bacteria degrada hidrocarburos del petróleo y produce biomoléculas que le permiten competir en ecosistemas microbianos marinos, a la vez que se pueden aplicar en el desarrollo de aplicaciones para la salud humana”, destacó el investigador.

Dinamarca, quien también lidera la Dirección General de Postgrado y Postítulo UV, señaló que “estamos trabajando en hacer ciencia que derive en aplicaciones que sean de utilidad y puedan generar una diversificación de la matriz productiva del país, potenciando a su vez la formación de nuestros y nuestras estudiantes de posgrado”.

El científico, además, agradeció la importante colaboración de “los estudiantes de la carrera de Química y Farmacia Gustavo Espinoza y Natalia Romo, quienes desarrollaron sus tesis de pregrado en esta área de trabajo de nuestro laboratorio de Biotecnología Microbiana”.

Por su parte, Cristián Oyanedel, director de Innovación y Transferencia Tecnológica (DITEC) de la Vicerrectoría de Investigación e Innovación, afirmó que una patente es un importante aporte para diversificar la economía e incrementar las capacidades de la industria, siendo un gran ejemplo de cómo avanzar hacia una sociedad del conocimiento.

“Para la DITEC es motivo de orgullo la concesión de una patente de invención, por lo que siempre es importante reconocer el arduo trabajo realizado por las y los inventores, quienes dedican mucho tiempo y esfuerzo en el desarrollo de una tecnología que no se encuentra en el estado del arte en el mundo. Asimismo, esta es una invitación para que otras y otros investigadores emprendan el camino de la innovación tecnológica, desarrollando soluciones a distintos problemas de la sociedad, como este caso de la tecnología derivada de Kocuria, que tiene un potencial de aplicación muy amplio, desde pinturas hasta polímeros de uso clínico, lo que permitiría mejorar la calidad de vida muchas personas en el mundo e incrementar la competitividad de la industria”, sostuvo el director.

Con esta nueva protección a la invención (Número de Registro 2017 – 003446 ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INAPI), la Universidad de Valparaíso ya suma nueve patentes de invención de extensión nacional e internacional.


0

La académica de la Escuela de Nutrición y Dietética, magister en Nutrición,  profesora Ximena Palma, cada semana en el programa Café Negro de Radio Valentín Letelier, entrega importantes recomendaciones nutricionales para fortalecer de manera natural el sistema inmune y su capacidad para responder frente al ataque de distintos patógenos. En la columna de hoy la académica destaca: “Los pescados son una rica fuente de proteínas de alto valor biológico, estando al mismo nivel que las carnes y los huevos”. Agregando que estas proteínas se relacionan con la producción de anticuerpos y otras sustancias con poder antiinflamatorio, además de un menos conocido rol en la respuesta antioxidante, que es fundamental para responder frente a este tipo de patologías.
 
 
0

Académica de la Escuela de Nutrición y Dietética UV participa en proyecto adjudicado por la ANID.

Una destacada participación tuvo un grupo de académicos de la Universidad de Valparaíso en la convocatoria Concurso para la Asignación Rápida de Recursos para Proyectos de Investigación sobre el Coronavirus (COVID-19), de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

Entre los proyecto destaca “Efectos de la pandemia COVID-19 en alimentación y salud mental en etapas críticas de la vida: cohortes CIAPEC-INTA de embarazadas, preescolares y adolescentes del área Sur-Oriente de Santiago”, adjudicado por la Universidad de Chile y en el que participa la académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Farmacia Ángela Martínez, nutricionista, magíster y doctora en Nutrición de la Universidad de Sao Paulo (Brasil).

Tal como lo explica la doctora Martínez, la pandemia de COVID-19 y sus medidas de mitigación afectarán la alimentación y la salud mental de la población en el corto y largo plazo. Por lo tanto, “comprender ese impacto es importante porque las enfermedades crónicas asociadas a la nutrición y las condiciones neuropsiquiátricas son la principal carga de enfermedad en Chile”.

La investigación, que se realizará en el período 2020-2021, incluirá evaluaciones seriadas para caracterizar la alimentación y la salud mental de los participantes durante la pandemia y su relación con medidas de mitigación.

“Mi rol como investigadora será principalmente en el área de consumo alimentario (mi doctorado fue especialmente de este tema: evaluación de consumo alimentario a nivel poblacional) y cómo este está siendo afectado por el nuevo contexto epidemiológico de la pandemia. Vamos a evaluar cambios de alimentación en escolares embarazadas y adolescentes antes, durante y después de la pandemia (seguridad alimentaria, tipo y fuentes de alimentos, etcétera)”.

La académica agrega que “la asociatividad entre instituciones académicas ayudará a proveer evidencia que mejore la efectividad de acciones de prevención de salud dado el nuevo contexto epidemiológico en que nos encontramos y poder comparar los resultados de nuestra investigación con otros países del mundo”.

Además, afirma: “Considero que es sumamente importante generar evidencia en el nuevo contexto epidemiológico. Es importante que el gobierno invierta en investigación, lo que estamos atravesando en este momento es una situación histórica que marcará sin duda la salud pública en el mundo entero”.


 
0

​Científicos de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso explican el alto costo que implica su desarrollo y producción a gran escala.

Producir vacunas en Chile a gran escala para inmunizar a su población es un sueño que está lejos de ser alcanzado. Se trata de un proceso complejo, que tiene un alto costo y cuyo desarrollo puede tomar mucho tiempo, incluso décadas.

Hoy nuestro país es totalmente dependiente de los mercados internacionales en el tema de los medicamentos. Sin embargo, Chile tuvo un pasado glorioso en la elaboración de los mismos. Todo se gatilló con la Segunda Guerra Mundial, que impidió la llegada de los barcos que transportaban medicinas a nuestro país. Para evitar el desabastecimiento, científicos del Instituto de Bacteriología de la Universidad de Chile comenzaron a producir penicilina en 1942, tras cumplir todas las etapas de cultivo, cosecha y estandarización de la droga vegetal. Así lo señala la revista de salud pública del Colegio Médico de Chile Cuadernos Médico Sociales, agregando que, con el apoyo del Laboratorio Chile, continuó con la fabricación de vacunas, sueros, insulina, aceite de bacalao y de otros medicamentos, abasteciendo a todos los hospitales del país.

De esta manera surgió la industria de los medicamentos en Chile. Este trabajo en tiempos de guerra fue reconocido por la ONU, organización que apoyó en la construcción de una planta de producción de penicilina en Chile. La publicación también afirma que el cierre de la industria estatal comenzó a partir del año 1973, cuando las plantas productoras comenzaron a quedar obsoletas y se abandonaron o vendieron a privados.

El doctor Alejandro Dinamarca, microbiólogo e investigador del Centro de Micro Bioinnovación (CMBi) de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, sostiene que en la actualidad sería imposible producir en Chile una vacuna para inmunizar a la población contra el SARS-CoV-2, virus que produce Covid-19.

Explica que las etapas de los desarrollos científicos tecnológicos en el área de la Biotecnología son investigación básica, investigación aplicada, desarrollo de modelos prototipos, propiedad intelectual, desarrollo de productos o servicios, implementación productiva y llegada al mercado o a la sociedad.

Las capacidades del país tienen limitaciones, advierte: “Hasta hace un año era técnicamente impensable hacer biotecnología enfocada a producir en Chile. Lo más exitoso que se ha hecho –bajo las actuales condiciones- es generar tecnologías patentadas y validadas para traspasarlas a otros países, porque aquí puedes crear y desarrollar una vacuna, pero no hacer la producción. Eso se puede ceder a terceros, básicamente porque en Chile no hay dónde producir. Es el negocio biotecnológico, que es diferente a la disciplina biotecnológica. Chile cometió el error de fortalecer el negocio más que el área. Por eso no es posible producir Covid-19 en Chile”.

Respecto al proceso de producción, el doctor Dinamarca señala que “es carísimo, requiere de una implementación tecnológica avanzada y una inversión estatal a mega escala”.

Además plantea que “es fundamental que Chile desarrolle y ponga más recursos a la biotecnología como disciplina, para que se puedan desarrollar soluciones terapéuticas, incluyendo a vacunas. Esto es factible, ya que se cuenta con científicos y científicas y biotecnólogos y biotecnólogas que pueden enfocarse en producir”.

Por su parte, la doctora en Farmacología Carolina Campos, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la UV, coincide en la complejidad del proceso: ”Primero los laboratorios farmacéuticos que están en Chile no son productores de vacunas. La producción de vacunas es compleja,requiere de controles de calidad y eficacia. Además, una cosa es tener capacidad e infraestructura para producir vacunas y otra cosa es tener la vacuna que se requiere en el momento. Por ejemplo, para desarrollar la vacuna de Covid-19 tienes que trabajar con el virus o con fracciones del virus y eso requiere medidas de seguridad de alta envergadura y personal muy capacitado. Por último, el costo de hacer una vacuna es muy alto tiene que ser financiado por la industria. Y la industria tiene sedes en Chile, pero sus áreas de investigación y desarrollo por lo general no están aquí. En resumen, las limitaciones son que no tenemos laboratorios de producción de vacunas a gran escala ni el financiamiento para desarrollar los ensayos preclínicos y clínicos”, comenta.

La doctora Campos concluye que “sería ideal que Chile pudiese producir vacunas, pero requiere un cambio en la destinación de recursos del Estado, que financie algo así y convoque a profesionales e investigadores con alta experiencia y competencia en el tema”.


0

Amplia cobertura tuvieron recomendaciones de académicas de la Escuela de Nutrición y Dietética.
 

Amplia cobertura en la prensa tuvo la recomendación de un grupo de académicas de la Universidad de Valparaíso de recurrir a la inmunonutrición para hacer frente al coronavirus. Esta herramienta terapéutica vendría a sumarse a las medidas de autocuidado, lavado de manos, uso de mascarillas y distanciamiento físico en espacios públicos.

Así lo señalaron tres académicas de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UV: Pamela Estay, Samanta Thomas y Claudia Vega. Ellas explicaron que los inmunonutrientes fortalecen el sistema inmune y permiten disminuir la inflamación tanto aguda (propia de Covid-19) como crónica (producida por enfermedades no transmisibles, como la diabetes) y se encuentran en diversos alimentos que están al alcance de todos. El tema fue ampliamente difundido en noticiarios y sitios web de medios de comunicación de circulación local y nacional.

En Meganoticias, la nutricionista clínica Pamela Estay afirmó que la respuesta inflamatoria juega un papel crucial en las manifestaciones clínicas de COVID-19, agregando que “después de la entrada del coronavirus al organismo se desencadena una respuesta inmune exagerada y los inmunonutrientes tienen el beneficio de ser antioxidantes y disminuir los procesos inflamatorios”.

En Radio Bío Bío la académica Claudia Vega, magíster en Ciencias Biológicas y Médicas, indicó que “en general, lo que se recomienda es la inmunonutrición, es decir, consumir alimentos ricos en omega 3, vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos alimentos, junto con fortalecer el sistema inmune, permiten disminuir la inflamación tanto aguda, propia de COVID, como crónica, propia de enfermedades crónicas y el envejecimiento“.

La nutricionista Samanta Thomas, doctora en Ciencias, explicó en el Diario 7 que “el omega 3 puede ser obtenido de pescados grasos, los cuales deben ser consumidos al menos dos veces por semanas. Sin embargo, para obtener mayor beneficio de este componente y ojalá consumirlo a diario, existen aceites enriquecidos con omega 3. Usar una cucharadita de este aceite en la ensalada diariamente mantendría un aporte regular del mismo”.

Respecto a los minerales, como el zinc, selenio, manganeso y cobre, las nutricionistas indicaron que actúan como cofactores enzimáticos, ya que “hacen parte de la defensa antioxidante, por lo tanto su aporte es fundamental. Una elevada concentración de minerales está presente en legumbres, siendo recomendado el consumo –a lo menos- dos veces a la semana. Por su parte, los antioxidantes constituyen una gama variada de compuestos, desde vitaminas (vitaminas C, A, E) hasta los fitoquímicos, también conocidos como no nutrientes, como son los polifenoles, algunos carotenoides, terpenos, índoles, entre otros”, lo que fue publicado en el diario La Estrella de Valparaíso.

Las nutricionistas además aconsejaron evitar el consumo de productos altamente procesados o que “contengan los logos de advertencia ’Alto en’, ya que son pobres en inmunonutrientes, pero altos en azúcar, grasas saturadas y sal, que no contribuyen en la mantención o recuperación de la salud”.



0

Los inmunonutrientes fortalecen el sistema inmune y permiten disminuir la inflamación tanto aguda como crónica.

La nueva pandemia causada por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) sigue en aumento en nuestro país y cada día más personas sufren los embates de la enfermedad.

De acuerdo a la evidencia científica, la nutrición es un factor relevante y determinante de la respuesta inmune.

Pamela Estay, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso (UV), sostiene que “la respuesta inflamatoria juega un papel crucial en las manifestaciones clínicas de COVID-19. Después de la entrada del coronavirus al organismo, se desencadena una respuesta inmune que, si no se controla, puede provocar daños en el tejido pulmonar y deterioro de la capacidad respiratoria”.

La académica agrega que hay varios factores de riesgo asociados a una infección grave por COVID-19 relacionados con la nutrición: un mal estado nutricional; presencia de enfermedades crónicas no transmisibles, como diabetes mellitus;, enfermedades cardiovasculares; obesidad y otras enfermedades inflamatorias que aumentan la gravedad de la enfermedad.

Su colega Claudia Vega, magister en Ciencias Biológicas y Médicas, afirma que “en general, lo que se recomienda es la inmunonutrición, es decir alimentos ricos en omega 3, vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos alimentos, junto con fortalecer el sistema inmune, permiten disminuir la inflamación tanto aguda, propia de COVID, como crónica, propia de enfermedades crónicas y el envejecimiento“.

En la misma línea, la nutricionista Samanta Thomas, doctora en Ciencias, explica que “el omega 3 puede ser obtenido de pescados grasos, los cuales deben ser consumidos al menos dos veces por semanas. Sin embargo, para obtener mayor beneficio de este componente y ojalá consumirlo a diario, existen aceites enriquecidos con omega 3. Usar una cucharadita de este aceite en la ensalada diariamente mantendría un aporte regular del mismo”.

Respecto a los minerales, como el zinc, selenio, manganeso y cobre, la doctora Thomas señala que actúan como cofactores enzimáticos, ya que hacen parte de la defensa antioxidante, por lo tanto su aporte es fundamental. Una elevada concentración de minerales está presente en legumbres, siendo recomendado el consumo –a lo menos- dos veces a la semana. Por su parte, los antioxidantes constituyen una gama variada de compuestos, desde vitaminas (vitaminas C, A, E) hasta los fitoquímicos, también conocidos como no nutrientes, como son los polifenoles, algunos carotenoides, terpenos, índoles, entre otros”.

También destaca que las frutas cítricas presentan elevado contenido de vitamina C, además “algunos polifenoles particulares, como la naringenina. Mientras que “otros vegetales de color amarillo, naranjo o rojo presentan vitamina A (una variedad de carotenoides). Los frutos de color rosáceo hasta morado intenso (especialmente las bayas) presentan elevada concentración de polifenoles, en especial antocianinas. La vitamina E es encontrada en aceites como el de oliva. Todos estos compuestos con propiedades antioxidantes deben ser consumidos de forma lo más natural posible, sin calentarlos, ya que la mayoría se pierde a elevada temperatura”.

La nutricionista clínica Pamela Estay complementa que, además de las frutas, se aconseja el consumo de dos platos de verduras de distintos colores, ya que los distintos colores aportan distintas concentraciones de vitaminas, minerales y otros compuestos beneficiosos: “Ojalá se pueda incluir también frutos secos en la dieta diaria: nueces, almendras, castañas, maní y otros tienen muchas propiedades nutricionales y son fuente de vitaminas, antioxidantes, fibra, fitoquímicos y minerales como potasio, calcio y magnesio, entre otros nutrientes. Se aconseja un puñado diario en promedio”, advierte.

Finalmente, la nutricionista aconseja evitar el consumo de productos altamente procesados o que “contengan los logos de advertencia ‘Alto en’, ya que son pobres en inmunonutrientes, pero altos en azúcar, grasas saturadas y sal, que no contribuyen en la mantención o recuperación de la salud”, advierte.








0

Dijo el Aldo Valle en su despedida con el claustro académico de la Facultad de Farmacia.

Solo agradecimientos recibió el rector Aldo Valle de parte de académicos y académicas de la Facultad de Farmacia que participaron en el encuentro virtual de despedida. El rector Valle también retribuyó el significativo aporte que ha realizado esta facultad para el desarrollo de la institución.

“Me he sentido en todo momento honrado. Ha sido un orgullo representarles y representar a la Universidad de Valparaíso como rector. No lo he vivido como una carga o un sacrificio, todo lo contrario. Al cabo de todo este tiempo me parecía indispensable el que pudiéramos tener esta conversación o encuentro, que nos permite sentirnos parte de una institución y de una comunidad. Las despedidas tienen algo de terapia, ayudan a preparar el espíritu y les agradezco que me acompañen en este proceso”.

Aldo Valle agregó: “Quería agradecer el trabajo de la Facultad de Farmacia. Siempre tuve la impresión y -tal vez- no lo dije todas las veces que debí hacerlo, que era una facultad muy ordenada, muy organizada, que hacía un esfuerzo muy riguroso para alcanzar y poder contribuir con los objetivos y desafíos que la Universidad espera de sus escuelas, sus directivos, sus académicos, de su productividad científica en las áreas de investigación e innovación. La verdad es que la Facultad de Farmacia es un orgullo para la Universidad de Valparaíso y es el resultado del esfuerzo que se hace anónimamente, día tras día, y responde al compromiso, al esmero, al honor con que ustedes -a su vez- retribuyen a la Universidad”.

“Por lo mismo, el motivo de este encuentro es agradecer ese trabajo. Quizás pueda omitir algún nombre, pero muchos de ustedes hicieron un aporte muy significativo durante todo este tiempo, en distintas responsabilidades y momentos. Esta facultad ha sido una valiosa contribución al desempeño y desarrollo de la Universidad en su conjunto. Puedo dar testimonio de ese trabajo, de ese compromiso en favor de toda la institución”, agregó.

Bajo ese contexto el rector destacó el valor de la profesora Patricia Acuña, al asumir como rectora interina en tiempos de crisis; también la gestión y dedicación de Marcela Escobar en la ex Dirección de Investigación (hoy Vicerrectoría de Investigación e Innovación); asimismo el trabajo de la profesora Virginia Sánchez, en el equipo de la Rectoría, y de Alejandro Dinamarca en la Dirección de Postgrado.

“Además, quiero reconocer el esfuerzo de cada uno de ustedes en sus labores. Los indicadores, los resultados, el orden con que trabajan, la organización que tiene la Facultad son un aporte para la Universidad. Junto a ello, tienen esa característica de formar equipos, que se proponen tareas y las sacan adelante, junto a una alta calificación de su claustro académico, probablemente una de las facultades que tiene –comparativamente- el mejor estándar en calificación de sus académicos y académicas. Creo que podemos estar orgullosos de lo que ha hecho la Universidad de Valparaíso y obviamente es el resultado de un esfuerzo entre todos y -desde luego- en el caso de la Facultad de Farmacia eso es muy evidente “, sostuvo Valle.

Posteriormente, el rector realizó un recuento de los logros y avances que ha tenido la Universidad durante los tres períodos de su administración, en cuanto a los buenos resultados financieros y administrativos, en el crecimiento del patrimonio e infraestructura institucional y en los importantes avances en el área de la acreditación universitaria, entre otros hitos.

La decana Marcela Alviña retribuyó las palabras del rector Aldo Valle y señaló que “creo -sin duda- que todos los que hemos estado en esta universidad hemos visto y experimentado, desde nuestras propias vivencias, cómo ha ido mejorando a través del tiempo y ha caminado hacia ser una universidad cada vez más compleja. Ha habido un crecimiento significativo, desde el año 2008 a la fecha, en cuanto al nivel de la investigación alcanzado, el crecimiento de los programas de postgrado, también en la estructura organizacional, que se ha ido consolidando, sin abandonar su espíritu pluralista y democrático, lo que ha permitido, de alguna manera, que las decisiones fluyan de forma más rápida y con un mayor sentido de oportunidad”.

La decana también destacó el rol de Aldo Valle como vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores de Universidades de Chile (CRUCH) y su liderazgo para hacer valer el papel de las universidades estatales en el país y avances significativos durante su gestión, como el derecho a la gratuidad en la Educación Superior. Al mismo tiempo, Marcela Alviña reconoció su importante apoyo para poner en marcha proyectos largamente anhelados por la Facultad de Farmacia en cuanto a infraestructura y habilitación e implementación de salas y laboratorios, entre otros avances.

“Finalmente agradezco a nombre de toda nuestra comunidad la rectitud e integridad del rector Aldo Valle por haber antepuesto siempre en sus decisiones el bien común de la Universidad”, concluyó.



0

El médico es parte del claustro académico del Programa de Magister en Toxicología que imparte la Facultad de Farmacia de la UV.

El nuevo líder de la cartera de Salud, doctor Enrique Paris, es conocido por ser un médico cirujano con postgrado en Pediatría, haber sido asesor del gobierno de Michelle Bachelet, haber presidido el Colegio Médico y, antes de ser llamado a reemplazar a Jaime Mañalich, participaba en la Mesa Social Covid-19.

Además, es pionero en el campo de la toxicología en Chile (cuenta con una especialización en Toxicología del National Capital Poison Center de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos). Fue el fundador del Centro de Información Toxicológica (CITUC) y miembro fundador de la Sociedad de Toxicología de Chile (Sotox). Con más de dos décadas de experiencia en el área, desde el año pasado colabora como profesor invitado en el primer y único programa de Magister en Toxicología del país, que imparte la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso.

La directora del programa de Magister en Toxicología y académica de la Escuela de Química y Farmacia UV, María Fernanda Cavieres, comenta que desde el inicio el doctor Paris mostró su interés en participar en el programa de postgrado y de esta manera colaborar en la formación de los futuros toxicólogos y toxicólogas del país.

“Siendo la toxicología una disciplina muy incipiente en Chile, hemos aprovechado el capital humano y reunido a los mejores especialistas del área toxicológica, quienes son parte del claustro académico del magíster, destacando la presencia del doctor Enrique Paris, quien fue pionero del desarrollo de la toxicología en Chile. En octubre del año pasado fue el encargado de ofrecer la cátedra magistral con la cual se inauguró el programa. Fue importante su presencia en la ceremonia inaugural, dada su vasta experiencia y el ser un referente en este campo. Estamos formando toxicólogos que van a ser un aporte, no sólo al desarrollo la disciplina, sino que también del país”, sostuvo la doctora Cavieres.

En la oportunidad el facultativo felicitó a la Universidad de Valparaíso por la iniciativa y valoró que el primer magíster en Toxicología en Chile lo imparta una universidad pública, estatal y, además, regional, porque “es un esfuerzo enorme de la Facultad de Farmacia lanzar un programa como este y creo que además es un magíster muy importante para el país”, dijo durante la ceremonia.

Fernanda Cavieres también destacó las cualidades académicas del doctor Paris: “Siempre ha sido muy abierto y generoso al compartir su conocimiento y experiencia con quienes lo rodean. Un académico con vocación y un estímulo para las nuevas generaciones de toxicólogos que estamos formando”.


0

Académica de la Escuela de Nutriciòn y Dietética entrega datos útiles para conservar los alimentos por más tiempo cuando no se pueda comprar todos los días.
 
¿Cómo mantener en buen estado los alimentos durante los días de confinamiento obligado? Responder esta pregunta que pareciera tan sencilla tiene directa relación con las características de los ingredientes que los componen y es la clave para elegir cuál es el mejor método para su mantención en el hogar.

En momentos en que más de ocho millones de personas se mantienen cuarentena en nuestro país, realizar una compra para varios días o semanas es fundamental para que esta cuarentena no se vuelva una pesada carga.

Porcionar y congelar
Paola Vera, ingeniera en alimentos y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, recomendó preferir alimentos que se puedan congelar: “Nos pueden durar hasta tres meses, porque al realizar esta acción se detienen procesos biológicos y químicos del alimento, y con eso se retarda su descomposición”. Además, es importante porcionar los productos antes de congelar, de tal forma que no se necesite descongelar todo cada vez, ya que “aquella acción va en desmedro de la calidad del producto desde el punto de vista sensorial y nutricional”, advirtió.

Tal como lo indicó Paola Vera, otros tipos de alimentos muy duraderos son los enlatados y los tetrapack, los cuales pueden durar más de un año, pero “no olvide fijarse siempre en la fecha de vencimiento. También los alimentos congelados cocidos pueden durar mucho tiempo, hasta seis meses, aunque es importante que una vez que los ha descongelado no los vuelva a congelar y se consuman inmediatamente”.

Otro dato útil es que la despensa de la casa debe estar ubicada en un lugar a más de veinte centímetros del suelo, y “ojalá con una tapa o puerta que permita mantener condiciones de oscuridad, que en el caso de los aceites los protege de la oxidación de los ácidos grasos. Lo ideal es un lugar seco y fresco”.

No lave los huevos
Respecto a los huevos, la académica recomendó que se deben almacenar refrigerados para que su periodo de vida útil sea mayor (hasta treinta días). Vera agregó que “los huevos poseen una impermeabilidad natural en su cáscara, lo que permite su conservación óptima y por ello nunca hay que lavarlos antes de refrigerarlos, ya que si lo hace altera esta impermeabilidad. De estar contaminados con microorganismos patógenos como salmonella, ésta penetrará el huevo, encontrará nutrientes y crecerá rápidamente, volviéndose entonces en un alimento muy peligroso si no se consume bien cocido. Los huevos se lavan previo a su uso, siempre”.

Finalmente, en el caso de tener algún producto vegetal como champiñones o algunas frutas en alta cantidad Vera aconsejó “cortarlos en rodajas y secarlos al horno convencional a 60°C, hasta que queden deshidratados, luego lo guarda en bolsa con sello para cerrarla, para ser utilizados en preparaciones o como snacks saludables. También puede aprovechar y hacer encurtidos con cebollitas, zanahorias, pepinillos drill o ajíes en recipientes con tapa y vinagre que puede adquirir en el supermercado. Ojo que previo a consumirlos el alimento debe estar muy bien lavado y sanitizado”.



0

La actividad se realizó a través de la plataforma zoom y participaron 22 alumnos.
 
El “Dogma central de la Biología Molecular en tiempos de COVID-19”, fue el título de la conferencia que ofreció la académica de la Escuela de Química y Farmacia, doctora Caroline Weinstein a través de la plataforma zoom, a los alumnos del Cuarto Año Medio Biológico del Colegio Bradford de la Capital.

La investigadora de la Facultad de Farmacia señaló que durante la charla se abordaron temáticas como los experimentos que permitieron demostrar que el ADN se duplica por un mecanismo semiconservativo, también el genoma del SARS-COV-2 que produce la enfermedad COVID-19, como una excepción al dogma central de la biología molecular y formas especiales de ARN como los micro ARN y sus aplicaciones terapéuticas en patologías diversas como cáncer y hepatitis C.
 
Tal como lo explicó la doctora Weinstein la iniciativa se gestó porque la primera unidad del programa de Biología en Cuarto Medio del establecimiento educacional santiaguino es Biología Molecular y el profesor a cargo pensó que romper la rutina de las clases online con la intervención de la investigadora podría ser estimulante para los estudiantes.
 
“El profesor Claudio Soto realizó su tesis de pregrado en mi laboratorio y mantenemos un vínculo permanente. El año pasado me invitó a una conferencia presencial durante el mes de la Ciencia, para un congreso científico estudiantil en el Instituto Nacional”, afirmó la académica.
 
La doctora Weinstein agregó que “siempre para mi es reconfortante hablarle a los jóvenes, quienes muestran una capacidad de comprensión, análisis y formulación de preguntas muy interesantes y enriquecedoras.  Aprendo de sus preguntas.  La participación fue muy buena, haciendo que la actividad se prolongara más allá de la hora programada”.

0

Estimados(as) Todos(as):
 
Junto con saludar cordialmente y deseando se encuentren muy bien junto a sus seres queridos, vengo en retirar mi solicitud de colaboración en lo mencionado en el asunto.  
 
En el caso de nuestros(as) Titulados(as), quiero aclarar que solicitamos favor reenvíen formulario google a sus empleadores, o sea a sus actuales jefaturas… necesitamos de uds. para ser mejores,  https://forms.gle/Zz1DcNaR9Zi1myYN6.  
 
 
Les saluda muy cordialmente,
 
 
 
 
Fernando A. Rojas Zúñiga
Coordinador de Extensión y Vínculos
PhD en Management
Profesor Titular
Facultad de Farmacia                         
Universidad de Valparaíso                        
Avda. Gran Bretaña N° 1093, Playa Ancha, Valparaíso, Chile.
 
 







Estimad@s Egresado(a)s y Empleadores de Egresado(a)s de la Facultad Farmacia, Universidad de Valparaíso.

Junto con saludar, queremos contarles que estamos realizando una actualización de nuestras bases de datos, con el objetivo de retroalimentar nuestros curriculums formativos y mantener actualizadas nuestras ofertas de educación continua, motivo por el cual agradeceremos ayudarnos a completar y difundir a colegas y jefaturas de nuestros egresado(a)s (a quienes denominamos empleadores), el siguiente registro de datos de Egresado(a)s y Empleadores de Egresado(a)s de la Facultad Farmacia, Universidad de Valparaíso.

Favor si conoces a egresado(a)s y/o empleadores de nuestro(a)s egresado(a)s se solicita reenviar el siguiente link vía correo o redes sociales para recabar información: https://forms.gle/Zz1DcNaR9Zi1myYN6.

Algunas de las preguntas a continuación aplican a egresado(a)s y otras a empleadores, favor solo responder acorde a tu perfil.

Agradecemos mucho la ayuda brindada.


Fernando A. Rojas Zúñiga
Coordinador de Extensión y Vínculos
PhD en Management
Profesor Titular
Facultad de Farmacia                         
Universidad de Valparaíso                        
Avda. Gran Bretaña N° 1093, Playa Ancha, Valparaíso, Chile.
 
0