Your address will show here +12 34 56 78
En el seminario participaron la antropóloga Paola Bolados y las nutricionistas Catalina González y Ximena Palma.
 
Una interesante jornada de análisis sobre obesidad y sobrepeso en Chile y la escasez hídrica que afecta gran parte de la región de Valparaíso, pero en especial aquellas comunas de la zona cordillerana, se realizó en el marco del seminario que organizó la académica de la Escuela de Nutrición y Dietética, Catalina González, doctora en Salud Pública y directora del proyecto “Desarrollo de una Ordenanza Municipal de Promoción de Salud en la comuna de Quillota”, financiado por el fondo Chile de Todas y Todos, del Ministerio de Desarrollo Social y Familia.
 
La actividad también incluyó la entrega de resultados y las principales conclusiones del estudio dirigido por la doctora González respecto a la forma en que se elabora una ordenanza municipal de promoción en salud y la propuesta para que se convierta en un instrumento eficaz y eficiente –y eventualmente replicable- para el logro de los objetivos.
 
A la jornada asistió la decana de la Facultad de Farmacia, la nutricionista Marcela Alviña Walker, junto a la directora (s) de la Escuela de Nutrición y Dietética, profesora Silvia Sepúlveda, académicos y estudiantes.
 
La primera exposición, que se tituló “Derecho a la alimentación saludable”, estuvo a cargo de la doctora Catalina González. Luego, Paola Bolados, doctora en Antropología y académica de la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la UV, presentó la conferencia “La naturaleza política de la sequía en Petorca”. Cabe señalar que la profesora Bolados posee una amplia trayectoria en investigación y vinculación con las comunidades afectadas por la escasez de agua en la zona de Petorca.
 
“Ambos temas son de relevancia en el actual contexto nacional, debido a que afectan desde hace varias décadas a amplios sectores de la sociedad chilena y se relacionan con la salud humana y el medio ambiente. La misión de este seminario es informar a la audiencia sobre estos temas, mostrando nuevos puntos de vista. Además de motivar a académicos y estudiantes para que de aquí en adelante puedan contribuir al estudio y propuesta de soluciones que vayan en beneficio de la sociedad”, sostuvo la doctora González.
 
Finalmente la académica de la Escuela de Nutrición y Dietética, Ximena Palma, quien es parte del equipo de investigadoras que participan en el estudio, que dirige la doctora González, fue la encargada de presentar los resultados de la investigación, cuyos objetivos establecían analizar y sistematizar el proceso de construcción de la ordenanza municipal de promoción de salud del municipio quillotano, considerando los distintos actores involucrados, como también sus fortalezas y barreras. Además, reflexionar sobre las lecciones aprendidas y proponer un modelo de acciones técnicas y políticas, junto con definir los ejes estratégicos para generar programas de promoción de salud participativos y sustentables en el tiempo.



0

Tres conferencias y una extensa ronda de preguntas fueron los momentos que marcaron la jornada.

Gran interés hubo por asistir al conversatorio ¿Por qué los medicamentos son tan caros en Chile?, organizado por la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad de Valparaíso y sus estudiantes de pregrado.

Tal como lo expresó la profesora Cecilia Rubio, quien además es la coordinadora de Extensión y Vínculos de la Escuela de Química y Farmacia, y parte del equipo organizador, la actividad surgió de la Mesa de Encuentro, iniciativa donde participan estudiantes delegados y del centro de alumnos, junto a la directora de la Escuela, Yanneth Moya y la jefa de Carrera, Marcela Escobar.

En la jornada, a la que concurrió una importante audiencia, que superó las cien personas, participaron como conferencistas los académicos y químicos farmacéuticos Juan Francisco Collao, Fernando Rojas y Raúl Vinet, quienes una vez finalizadas sus respectivas exposiciones respondieron a una ronda de preguntas.

El profesor Collao, quien es doctor en Práctica y Política Farmacéutica, valoró positivamente la actividad y dijo que “siempre es bueno conversar estos temas dentro de lo que es la Universidad, porque de alguna forma son parte del núcleo de la profesión. Creo que es interesante crear estos espacios para poder debatir. Se notó que los estudiantes estaban muy interesados. Son temas que están en la contingencia. Felicito a los organizadores porque es necesario tener estos encuentros”.

Por su parte, el doctor en Management, Fernando Rojas, destacó la importante convocatoria y afirmó: “Hubo una alta asistencia y participación de los estudiantes, lo que es muy bueno, porque siempre tienen dudas sobre estos temas. Este encuentro permitió abordar varias temáticas que no están absolutamente claras, dado que muchas de ellas han surgido de la coyuntura o por proyectos de ley que han ingresado a trámite legislativo. La verdad es que si bien muchos puntos aún no están definidos, anteponernos a los posibles escenarios que eventualmente podrían darse es muy relevante, dado que permite formar en nuestros estudiantes la conciencia de que el futuro va a ser más complejo de lo que es en la actualidad, sin embargo van a tener la formación suficiente para poder afrontarlo”.

Para el profesor Raúl Vinet, doctor en Ciencias Biomédicas, la jornada tenía varios objetivos y destacó: “el principal era intentar abrir los ojos para mostrarles a los estudiantes que hoy estamos en un mundo mucho más complejo de lo que teníamos antes. Y que ese mundo complejo habría sido gatillado por la disponibilidad de las tecnologías, por eso hacia la analogía de lo que eran los seres o individuos unicelulares a los pluricelulares, porque somos sistemas complejos y necesitamos comunicarnos entre diferentes componentes. La tecnología ayudó. En Chile hay más celulares que personas. Esto permite comunicarnos rápidamente, tomar acciones, informarnos y eso cambia absolutamente el comportamiento de la población y dejamos en jaque a las autoridades. Y no solamente en Chile, estos movimientos vienen ya desde hace un tiempo y han provocado “terremotos” en diferentes partes del planeta. La comunicación traspasa barreras y genera movimientos. Entonces, primero era entender qué está ocurriendo y segundo en el contexto de la complejidad, de qué manera nos hacemos cargo de un bien tan importante como es el bien de los medicamentos, que es parte de los abusos que justamente determinan la indignación de las personas. Por eso es necesario realizar un mea culpa, porque todos de alguna manera hemos participado de este modelo. No obstante, la idea es generar conciencia y ver qué puede hacer un farmacéutico, retomar su papel fundamental, si no en este sistema desaparece el farmacéutico frente a este bien tan fundamental y si eso ocurre la salud pública se va para abajo y los gastos van a ser mayores, lo cual es inaceptable”. 











0

Cuatro académicos de la Facultad de Farmacia se adjudicaron sendos proyectos financiados por el programa Fondecyt de Iniciación en la Investigación, que es parte de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT.

Fernando Rojas, académico de Nutrición y Dietética, cuya propuesta apuntó al ahorro en los costos de inventario de farmacias y servicios de alimentación y nutrición, señaló que “el objetivo principal de este proyecto es evaluar los ahorros en costos de inventarios y factores de interés relacionados al suministro de servicios de alimentación y nutrición y farmacias públicas, mediante el uso de modelos de inventario estocástico”.

Tal como lo explica el también doctor en Management, los modelos de inventario corresponden a formas de gestionar la toma de decisiones de abastecimiento que minimizan los costos de compra, de generación de órdenes de compra, de almacenamiento y de desabastecimiento, en las instituciones.

Para el académico la adjudicación representa un importante reconocimiento, a la rigurosidad científica con el cual se han llevado a cabo trabajos de investigación previos, a la robustez de los resultados, a la originalidad y al alcance de las conclusiones que éstos han tenido para el mundo de las organizaciones.

”Es una gran satisfacción que mi investigación esté recibiendo reconocimiento y a la vez una motivación para transferir estas experiencias a estudiantes de pre y postgrado, a la vez de  una posibilidad real de vinculación nacional e internacional con otros investigadores del área”, sostuvo.

Por su parte, Daniel Moraga (PhD), académico de la Escuela de Química y Farmacia y quien lidera el proyecto orientado a crear una plataforma para la administración de drogas para el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que permita reducir el número de dosis y aumente la adherencia a la terapia, señaló que en lo específico “el proyecto considera el desarrollo de microcápsulas de fácil dispersión aérea que permitan controlar la liberación de drogas a nivel pulmonar. Las microcápsulas aerosolizables serán evaluadas para su utilización en inhaladores de polvo seco, los que hoy son el nuevo estándar mundial en el tratamiento de enfermedades pulmonares. El desafío del proyecto es el de resolver el problema de la aglomeración en las formulaciones de los inhaladores de polvo seco. Al reducir la aglomeración, las partículas pueden viajar hasta lo más profundo del pulmón, sin impactar en las vías superiores lo que asegura el éxito de la terapia. El éxito del proyecto permitiría aumentar la eficacia de las terapias al reducir el número dosis diarias, y facilitando la dispersión en el aire de los polvos para inhalación”.

En la misma línea, la investigadora postdoctoral Tania Bahamondez de la Escuela de Química y Farmacia, quien focalizó su propuesta en el tratamiento de las heridas crónicas, indicó que “el objetivo del proyecto es desarrollar implantes biodegradables para el tratamiento de heridas crónicas. Las úlceras o heridas crónicas son heridas complejas que suelen afectar a pacientes crónicos o adultos mayores y se caracterizan por presentar un retraso en el proceso normal de cicatrización. Por esta razón, las heridas crónicas son más propensas a presentar complicaciones como infecciones que impactan negativamente en la calidad de vida de estos pacientes. Además, traen asociados altos costos en salud. Por lo tanto, en este proyecto se busca el desarrollo de un tratamiento que contribuya a una mejor cicatrización de las heridas crónicas y también prevenir y tratar infecciones. En específico, se desarrollarán implantes biodegradables con extractos naturales con propiedades cicatrizantes y antimicrobianas. Chile cuenta con una gran diversidad nativa que incluye plantas ampliamente utilizadas en la medicina tradicional, como el matico, comúnmente utilizado para tratar heridas y úlceras. Este proyecto permitirá darle nuevas plataformas a la medicina tradicional a través de la tecnología farmacéutica”.

Agregó que “es un honor comenzar mi carrera en la academia con el respaldo que da un proyecto tan competitivo como el FONDECYT de Iniciación. Esta adjudicación es un reconocimiento a la importancia y el potencial de la investigación que he desarrollado desde mis estudios doctorales. Este financiamiento ayudará a cimentar mi trabajo de investigación en el desarrollo de formulaciones farmacéuticas antimicrobianas y así proyectar una línea de investigación en el área. A través de esta línea de investigación podré contribuir a la comunidad dado su potencial de desarrollar nuevos tratamientos y también contribuir a la docencia de pre y postgrado de profesionales de la salud”.

Finalmente, Samanta Thomas, PhD en Ciencias, mención I+D Productos Bioactivos y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética, cuya investigación se orienta a determinar el efecto de un extracto polifenólico de frutilla blanca en la población bacteriana intestinal y permeabilidad intestinal, junto a su habilidad en revertir la inflamación hepática y esteatosis hepática en modelos experimentales, explica que el aporte de este trabajo es valorar un fruto nativo chileno, aún poco explotado en la prevención y tratamiento de complicaciones asociadas a obesidad. Respecto a su aplicabilidad, la doctora comenta que las dietas altas en grasa generan alteraciones en la población bacteriana intestinal con un consecuente aumento de la permeabilidad y desequilibrio en la integridad de la barrera intestinal.

“Estos cambios conllevan a un mayor ingreso de lipopolisacaridos y endotoxinas que llegan al hígado induciendo inflamación, resistencia a la insulina y esteatosis. Recientemente, polifenoles han sido estudiados como compuestos responsables por restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal induciendo una menor permeabilidad intestinal, mejorando así la salud hepática”.

La doctora Thomas acota que “estos fondos abren grandes posibilidades de seguir vigente en el ámbito de la investigación, lo que se hace cada vez más difícil debido a la elevada competitividad que se encuentra en las postulaciones de distintos fondos concursables”, concluye.


Proyectos
-“Savings in inventory costs of pharmacies and food and nutrition services obtained through stochastic demand models for the supply and its relationships with success factors in the supply chain”
 
-“Development of a highly dispersible sustained release microcapsule as a platform for pulmonary drug delivery through dry powder inhalers”
 
-“Development of degradable scaffolds for the delivery of natural compounds with wound healing and antimicrobial activity against biofilms for the treatment of chronic wounds”
 
-“Effect of white strawberry polyphenolic extract on gut dysbiosis, and its implication on liver inflammation and steatosis in obese mice model”



0

La ceremonia se llevó a cabo en el Aula Magna Victorio Pescio de la Facultad de Derecho.
 
La Escuela de Química y Farmacia realizó su ceremonia de titulación correspondiente a la promoción 2019. De esta manera, 33 nuevos químicos farmacéuticos recibieron su diploma que los acredita como profesionales capaces de dar respuesta a los actuales requerimientos de la sociedad en el área farmacéutica en relación a las políticas de promoción y prevención en salud del país.

Tal como se señaló durante la ceremonia, este hito marca la culminación del periodo de formación de los egresados y el inicio de la etapa profesional, en la cual podrán aplicar e implementar todo el conocimiento y habilidades adquiridas durante los diez semestres que se extiende el programa académico.

Lideró la ceremonia la directora de la Escuela de Química y Farmacia, profesora Yanneth Moya. La acompañaron el vicerrector académico de la Universidad de Valparaíso, Carlos Becerra; la decana subrogante de la Facultad de Farmacia, profesora Jacqueline Concha; la jefa de la Carrera de la Escuela de Química y Farmacia, profesora Marcela Escobar; el director de la Escuela de Nutrición y Dietética, profesor Rafael Jiménez; la jefa de carrera de la Escuela de Nutrición, profesora Silvia Sepúlveda; académicos, estudiantes y familiares de quienes recibieron su título profesional.

Yanneth Moya se dirigió a los titulados y señaló que se sentía muy orgullosa y feliz por poder compartir este hito con sus “nuevos colegas”, quienes velarán para un uso seguro y adecuado de los medicamentos.

La académica agregó que “ustedes están preparados para ser los mejores. No se vuelvan esclavos del trabajo, ni soberbios con el conocimiento, sean flexibles. Sean como el bambú, esta planta nos demuestra que no importa lo fuerte que la golpee el viento o la tormenta, siempre se vuelve a erguir, porque es flexible, pero ante todo resistente. Esta actitud es la que debemos mantener para velar por el uso correcto de los medicamentos, en una sociedad donde los medicamentos y la salud se han convertido en un bien de consumo debemos ser capaces de ser flexibles, pero a la vez no debemos permitir que los medicamentos salgan del resguardo del profesional químico farmacéutico, quien no sólo es capaz de garantizar su cadena de fabricación, almacenamiento y uso, sino que además es capaz de custodiarlo con el aporte en políticas públicas de educación en salud que fomenten en la comunidad su uso racional”.

Posteriormente la Escuela de Química y Farmacia distinguió a los mejores estudiantes de la promoción 2019. Este premio lo obtuvieron Esteban Hidalgo Molina, Ericka Holguin González, Yasmín Bernal Barra, Nicolás Ossandón Álvarez, Sailor Foster Varas y Camilo Fuentes.

También se destacó a los titulados Alicia Junker, quien continuará estudios de Magíster en Bioactividad de Productos Naturales y de Síntesis, junto a sus compañeras Guisselle Matus de la Parra y Fernanda Adriazola, quienes se incorporarán al Magíster en Análisis Clínico. Ambos programas de postgrado son impartidos por la Facultad de Farmacia.

Los titulados
Los 33 egresados que recibieron su título profesional son: María Jesús Abello, Fernanda Adriazola Alvarado, Rebeca Ahumada Rojas, Sebastián Alfaro Lobos, Sebastián Astudillo Bahamóndez, Yasmín Bernal Barra, Nazar Covarrubias Cisterna, Sailor Foster Varas, Camilo Fuentes Peña, Claudio Henríquez Flores, María Vanessa Herrera Tapia, Esteban Hidalgo Molina, Ericka Holguin González, Alicia Junker Silva, Ingrid Lazo Riquelme, Consuelo del Pilar León Ortega, Guisselle Matus de la Parra Osandón, Cristián Manuel Meneses Zúñiga, Paula Montiel Peña, Erick Muller Rivera, Diandra Olmos Arroyo, Nicolás Ossandón Álvarez, Catherine Rocuant González, Niccole Román Alvarado, Claudia Sepúlveda Espinoza, Sebastián Tapia Maturana, Carlos Valenzuela Jara, Enzo Vásquez Vásquez y Gloria Vera Castro.










0

Se trata de un parche fitoterapéutico destinado al manejo de úlceras cutáneas en adultos mayores y una línea de productos de origen natural para la prevención y tratamiento de cultivos agrícolas.
 
Dos proyectos liderados por investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso resultaron ganadores, en la línea de institución principal, de los fondos concursables Fondef IdeA 2019, programa perteneciente a Conicyt.

Ambas propuestas apuntan al desarrollo de ciencia aplicada en las áreas de salud y agricultura, con un sello marcado en la innovación. Los proyectos son: “Matpach, parche fitoterapéutico destinado al manejo de úlceras cutáneas en adultos mayores”, cuya directora es la doctora Caroline Weinstein, académica de la Escuela de Química y Farmacia y “Desarrollo de productos tensoactivos de origen natural, capaces de afectar la virulencia y colonización de fitopatógenos bacterianos para su uso en agricultura como estrategia de prevención y tratamiento”, liderado por el doctor Alejandro Dinamarca, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética.

Tal como lo señala la doctora Weinstein el proyecto que dirige se orienta a “construir un dispositivo compuesto por Inbioderm embebido en extracto de mítico BG126. Esta tecnología beneficiará a adultos mayores que padezcan de úlceras venosas. El proyecto dura dos años y permitirá finalizar ensayos preclínicos pavimentando el camino para ensayos clínicos”.

Por su parte, el doctor Alejandro Dinamarca explicó que su propuesta se enmarca “en la actual crisis de cambio climático, sequía y sobre uso de agentes antimicrobianos que están generando importantes complicaciones en la industria agroalimentaria, donde la aparición de enfermedades infecciosas que afectan a los cultivos comerciales se vuelven cada vez más resistentes a los actuales tratamientos”.

El investigador, quien actualmente es el director general de Postgrado y Postítulo UV, agrega que los proyectos Fondef son de investigación aplicada, esto implica que previamente se debe tener una investigación básica y/o línea de investigación sólida, que permita buscar y sustentar potenciales aplicaciones en diferentes áreas, en este caso al sector alimentario mediante el desarrollo de productos y/o servicios, que permitan ser aplicados en el sector agronómico destinado a producir alimentos basados en tecnologías inocuas para el medio ambiente y la salud de las personas.

El doctor Dinamarca destaca que las aplicaciones propuestas son productos en diferentes formatos que permitirán combatir enfermedades, cuyos agentes causales son bacterias y hongos que afectan cultivos de diferentes agroproductos, reemplazando el uso de agentes químicos o antimicrobianos sintéticos.

“El equipamiento financiado por Fondef, permitirá complementar el ya existente en el Centro de Microbio Innovación (CMBi) y establecer una línea de producción de productos de origen microbiano con diferentes aplicaciones. Esto permitirá una capacidad productiva nunca antes lograda y que posicionará al CMBi y la institución en el área de la biotecnología e innovación. Por otra parte, el financiamiento de Fondef permitirá llegar a diferentes estados de productos desde prototipos a productos en fase de pruebas. Así mismo permitirá el desarrollo de nuevos bioprocesos que podrán ser protegidos y eventualmente transferidos a la sociedad”, asegura.


Equipo Proyectos
  • “Desarrollo de productos tensoactivos de origen natural, capaces de afectar la virulencia y colonización de fitopatógenos bacterianos para su uso en agricultura como estrategia de prevención y tratamiento”, participan: Alejandro Dinamarca, director; Claudia Ibacache, directora alterna, Fernando Rojas y Carolina Hernández, ambos académicos de la Facultad de Farmacia.
  • “Matpach, parche fitoterapéutico destinado al manejo de úlceras cutáneas en adultos mayores”, participan: Caroline Weinstein, directora; Donald Brown, director alterno, académico de la Facultad de Ciencias; Patricia Carreño, académica de la Facultad de Farmacia y Tania Bahamondez.
 
0

El hito marca el inicio de las prácticas profesionales en farmacia privada de cincuenta estudiantes.
 
Como es ya una tradición, la carrera de Química y Farmacia de la Universidad de Valparaíso realizó la ceremonia del Medio Farmacéutico, evento que marca el inicio de la segunda etapa en la formación de los estudiantes, en la que se incorporan las prácticas profesionales.

Con la presencia de autoridades de la Facultad de Farmacia, cincuenta alumnos fueron investidos, marcando uno de los hitos más importantes para los jóvenes en formación, dado que les abre el camino hacia la farmacia comunitaria.

“Esta práctica profesional permite al estudiante aplicar y complementar sus conocimientos de administración y manejo de personal, así como también contribuir a su formación en aspectos tan importantes como la comunicación, el trabajo en equipo, el liderazgo, la toma de decisiones y la responsabilidad frente a sus superiores, colaboradores, pares y usuarios”, sostuvo Yanneth Moya, directora de la Escuela de Química y Farmacia de la UV.

La directora instó a los estudiantes a ser resilientes, a sobreponerse a la frustración, a ser perseverantes con sus objetivos y constantes en sus estudios. Pero, además, a alzar la voz y mostrar su postura en relación a la seguridad de los medicamentos y aportar a la política pública en salud en beneficio de la población.

Acompañaron a la profesora Moya la secretaria de Facultad, Jacqueline Concha; y la jefa de carrera de Química y Farmacia, Marcela Escobar, junto a académicos, funcionarios y familiares de los estudiantes investidos.

Durante la ceremonia, la farmacéutica Marcela Morales Vicencio, ex alumna UV, ofreció la conferencia “El farmacéutico en farmacia privada”.

Posteriormente los estudiantes pasaron adelante investidos con su delantal blanco para recibir la piocha institucional de manos de sus profesores.

Estudiantes investidos

Estos fueron los cincuenta estudiantes investidos:
Vania Acuña Millón, Nadia Aguilera Olivares, Constanza Ahumada Collao, Vicente Astorga Godoy, Nicolás Bahamondes Bahamondes, Osvaldo Barrios Peñailillo, Diego Castillo Carvallo, Juan Chamorro Guerra, Gabriela Cifuentes Riveros, Paula Collao García, Alberto Fernández Cepeda; Josefina Figueroa Jofré, Camila Fuentes Polloni, Fernanda Galleguillos Muñoz, Paula García Briones, Emilio González López, Camila Guerrero Bravo, Catalina Henríquez Arias, Javiera Herrera González, Francisca Jiménez Olguín, Esteban Jorquera Almonacid, Isabel Lizana Morales, Araceli López Rojas, Camila Maldonado Gómez, Bryan Maldonado Harding, Nicolás Marín Arancibia, Rafaela Martínez Pando, Aníbal Medina Castillo, David Messina Sarria, Kimberly Olguín Rivera, Daniel Osorio Pulgar, Javiera Osorio Saavedra, Gabriela Peña Silva, Javiera Pérez Lemus., Fernando Robles Fernández, Francisca Rodríguez Aburto, Danitza Rojas Moreno, Fernanda Ruiz Gálvez, Natalie Sánchez García, María Serey Urtubia, Josefina Silva Donoso, Alonso Silva Quilodrán, Stephanie Unda Pérez, David Urra Jaque, Claudio Urrelo Alí, Macarena Valenzuela Riquelme, Camilo Vargas González, Fernanda Vergara Pérez, Constanza Zamora Fernández y Gabriel Zamorano Ponce.



0

Lo afirma Juan Francisco Collao, académico de la Universidad de Valparaíso, tras el anuncio del gobierno de impulsar la venta de los fármacos en locales comerciales.

Como “pirotecnia” calificó el doctor en Práctica y Política Farmacéutica Juan Francisco Collao, académico de la Universidad de Valparaíso, la medida anunciada por el gobierno que impulsa la venta de medicamentos en supermercados.

El farmacéutico señaló: “Claramente la medida anunciada por el gobierno es más bien de carácter pirotécnico, porque la verdad es que los medicamentos de los cuales hablamos, cuando nos referimos a posible venta en el supermercado, son medicamentos que ya son sumamente baratos. No son los medicamentos crónicos o que las personas usan en sus enfermedades de largo aliento, por así decirlo”.

Luego el doctor Collao continuó diciendo: “Entonces, el efecto que va a tener en el bolsillo de las personas es realmente marginal y en términos de la economía tampoco la va a reactivar, pero es una opinión que podrían dar mejor los economistas. Yo me quedo con la parte de salud y en términos de precio los medicamentos no van a bajar y estamos exponiendo a la población a un riesgo mayor. Un estudio nuestro, con datos en Chile, dado a conocer este año, ya demostró  que más de cien mil personas al año son dañadas por el mal uso de los medicamentos y esta medida sólo pone en mayor riesgo a la población”. 

También el académico se preguntó “¿cuándo vamos a dejar de legislar para perfeccionar o regular un negocio? y ¿cuándo vamos a empezar a legislar para la salud de los chilenos?”.

“La ley de fármacos solamente tiene énfasis en los temas de precio, lo que más quieren ellos es liberalizar la venta de medicamentos, pero en ninguna parte hay política de salud, no estamos hablando de salud, estamos hablando de negocio y eso es preocupante cuando hablamos de medicamentos, porque los medicamentos son la herramienta más utilizada para recuperar la salud de las personas”, advirtió.







 
0

La actividad convocó a cerca de 80 profesionales de la salud.

Con el énfasis en el uso racional de los medicamentos y un enfoque interdisciplinario, se llevó a cabo la segunda versión de las Jornadas Farmacéuticas en Atención Primaria en Salud (APS), actividad organizada en forma conjunta por la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad de Valparaíso y el Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio.

El encuentro se realizó en el edificio CIAE de la UV y convocó a cerca de ochenta profesionales del área de la salud durante los dos días que duró la actividad.

Javiera Olivares, química farmacéutica, académica de la UV y organizadora del encuentro, señaló que “la jornada tuvo un enfoque farmacéutico, pero con una mirada más integral e interdisciplinaria, por eso la iniciativa no se orientó solo a los farmacéuticos, sino que la convocatoria fue abierta a médicos, enfermeras, nutricionistas y todos los profesionales de la salud en general y la respuesta fue muy satisfactoria”.

Por su parte, Yanneth Moya, directora de la Escuela Química y Farmacia UV, afirmó que “esta jornada ha sido bastante positiva, por la convocatoria que ha tenido y la representatividad. Es una oportunidad para que nuestra Escuela se proyecte en forma más activa hacia la atención primaria, que es la prevención de la salud desde el punto de vista del uso racional de los medicamentos, desde el ámbito de la prevención antes de la curación”.

Eugenio de la Cerda, director del Servicio Salud Valparaíso-San Antonio, sostuvo que “nosotros tenemos una relación en lo docente y en lo asistencial muy importante con la Universidad de Valparaíso. Para nosotros siempre es muy relevante hacer la bajada, poder normalizar y dar las reglamentaciones de lo que se está haciendo como red. A este evento vinieron profesionales de todas las unidades, tanto de salud primaria como de hospitales, agradezco a la Universidad Valparaíso por su apoyo”.

Las II Jornadas Farmacéuticas abordaron temas como hospital digital, alfabetización en farmacoterapia, seguimiento farmacoterapéutico en APS, tratamiento de salud mental, tratamiento farmacológico de la depresión, ácido acetilsalicílico en prevención primaria, actualizaciones en manejo de las crisis hipertensivas, nutrición en el adulto mayor, terapia farmacológica y seguridad en el paciente adulto mayor, entre otras.



0

El prototipo mejoró la composición corporal del equipo juvenil de San Luis de Quillota.
 
Satisfacer los requerimientos de energía es muy importante para obtener un mejor rendimiento físico y tras una actividad intensa las personas tienen un gasto proteico mayor que su producción.

En 1967 los Gators, el equipo de fútbol americano de la Universidad de Florida, en Estados Unidos, obtuvo por primera vez el Orange Bowl, que consagra al campeón de la NCAA. ¿Cómo lo lograron? De la mano de la investigación científica. Dos años antes, Ray Graves, el mítico entrenador del equipo, contactó al doctor Robert Cade para solicitarle ayuda al haber observado las dificultades de sus jugadores para recuperar los fluidos perdidos durante los partidos.

En su laboratorio de la Universidad de Florida, Cade creó la fórmula de la primera bebida para deportistas, que minimizaba la deshidratación y brindaba un mayor rendimiento físico a los jugadores. Así nació Gatorade (originalmente Gator-Aid, “ayuda para los Gators”), la bebida isotónica más vendida del mundo, que les dio una ventaja física competitiva.

Décadas más tarde, en Chile la investigación en las áreas de la ciencia del ejercicio, hidratación y nutrición deportiva está abriendo nuevos nichos de desarrollo, que apuestan por la innovación en productos o suplementos alimenticios orientados a las altas exigencias del rendimiento deportivo o de la actividad física. Con esa visión y pensando en aquellos deportistas de alta competencia o en personas que adhieren a un estilo de vida saludable a través del ejercicio regular y sostenido en el tiempo y donde la exigencia de la actividad física obliga a nutrir bien al organismo, un grupo de jóvenes nutricionistas de la Universidad de Valparaíso se planteó el desafío de crear un prototipo totalmente saludable, sin efectos colaterales y que además permita mejorar la composición corporal de las personas.

El estudio realizado por las estudiantes Bárbara Cabanilla, Leonor Brieba y Paulina Novoa nace como proyecto de tesis (para optar al título de nutricionista) y derivó en el producto Protein Fit, que a diferencia de las barras de cereal y bebidas energéticas, que se destacan por tener un alto contenido de carbohidratos simples, muchas veces excesivos para el organismo, responde a las necesidades de las personas físicamente activas aumentando la masa muscular y/o disminuyendo la grasa corporal de manera totalmente natural.

La barra, que está próxima a salir al mercado, fue testeada por el equipo juvenil de San Luis de Quillota, generando cambios favorables en la composición corporal de los futbolistas, lo cual fue avalado estadísticamente.

Así lo detalla la profesora guía del estudio, Ximena Palma, nutricionista y académica de la Facultad de Farmacia de la UV. “Los resultados fueron estadísticamente relevantes, se logró modificar la composición corporal de jóvenes futbolistas, aumentando el rendimiento físico, debido a la baja de grasa y el aumento de la musculatura”, asegura.

Pero, ¿qué significa que mejora la composición corporal en personas activas? La académica explica que la composición corporal consta de distintas masas, entre las que resaltan la grasa y la musculatura.

“El tener un estilo de vida saludable y un equilibro entre ambas masas corporales genera que las personas sean más saludables y se expongan menos a enfermedades crónicas no transmisibles, esto debido a que el exceso de grasa corporal provoca problemas tanto en el cuerpo como en la mente”, agrega.

Protein Fit genera que el cuerpo reciba de forma correcta y saludable macronutrientes de forma inmediata para favorecer el crecimiento muscular y repletar las cargas agotadas.


Con sabor a chocolate
La barra está hecha de ingredientes cien por ciento naturales y nacionales, dentro de los que destacan la harina de quinua y el suero de leche, generando un producto dulce con sabor a chocolate.

“Protein Fit es una barra deportiva totalmente saludable, ya que no contiene sellos de advertencia (ley 20.606 del Minsal). No contiene ni conservantes, ni colorantes, por lo que es un alimento cien por ciento natural. Se confeccionó con ingredientes libres de gluten, por lo que puede ser consumido por personas celíacas (sujeto a certificación por Fundación Convivir). Incluye un buen perfil de aminoácidos ramificados, que son los que contribuyen, finalmente, a aumentar la masa muscular. Y, por último, el suero de leche es un ingrediente que según estudios científicos contribuye a disminuir la grasa corporal”, detalla la nutricionista.
Protein Fit es un alimento alto en proteínas que se centra en generar un buen equilibrio de macronutrientes.


Para mayores de 15 años
La barra está indicada para personas mayores de 15 años que realicen ejercicio por lo menos tres veces por semana. Su consumo debe ser al terminar las sesiones de ejercicio.
Finalmente, Ximena Palma adelantó que paralelamente las tesistas están desarrollando la línea light, para diabéticos y personas con obesidad y otra vegana. Los tres productos se encuentran en etapa de producción gracias al financiamiento de un Proyecto VIU (Valorización de la Investigación en la Universidad) del Fondef de Conicyt.
 

Nutrición deportiva
La nutrición deportiva en el último tiempo ha tomado mucha importancia, porque se ha descrito con evidencia que los deportistas requieren de una adecuada alimentación y cubrir sus requerimientos de energía y nutrientes, cosa que hasta hace algunos años no se hacía. De hecho, a partir del próximo año será obligatorio que los equipos grandes de fútbol, por ejemplo cuenten con un nutricionista dentro de su plantel.

“Para nosotros es una oportunidad muy importante demostrar que somos capaces de producir alimentos de buena calidad nutricional, que puedan cubrir en parte las necesidades aumentadas de proteínas y de carbohidratos en estos grupos, y de ayudar también a mejorar el perfil epidemiológico de la población en Chile.  Protein Fit es una barra deportiva, que tiene, de acuerdo al reglamento sanitario de los alimentos, alto contenido de proteína con un perfil de aminoácidos ramificados, específicamente dirigidos a la síntesis de masa muscular y además aporta carbohidratos como fuente de energía, evitando que esa proteína se utilice para recuperar energía. Además está elaborada con ingredientes naturales. Estamos trabajando con productores locales y nacionales y quedaría exenta de sellos de advertencia, de acuerdo a la última etapa de la ley de 20.006”, destaca la nutricionista.


0

La nueva herramienta propondrá un modelo de construcción de ordenanzas de promoción de salud, que podrá ser replicado en todos los municipios del país.
 
Un grupo multidisciplinario de profesionales trabaja a toda máquina para desarrollar un modelo perfeccionado del proceso técnico-político sobre cómo construir una ordenanza municipal, herramienta que permitirá mejorar las condiciones de salud de la población, desde el ámbito de la promoción de estilos de vida saludables.
 
El diseño de la herramienta se lleva a cabo en el marco del proyecto titulado “Análisis y sistematización de la experiencia: desarrollo de una ordenanza municipal de promoción de salud de la comuna de Quillota”, financiado por el fondo Chile de Todas y Todos del Ministerio de Desarrollo Social y Familia.
 
“Se trata de un modelo que podrá ser replicable a lo largo del país”, así lo asegura la doctora en Salud Pública, Catalina González, nutricionista y académica de la Universidad de Valparaíso, quien además es la directora del proyecto.
 
Tal como lo adelanta la profesora González, el proyecto tiene una duración de un año y en su primera etapa se enfoca en el análisis del proceso de construcción de la ordenanza de promoción de salud del municipio de Quillota. Una vez obtenidos los resultados e identificados los aspectos relevantes, se procederá a generar un modelo perfeccionado, que se entregará al Ministerio de Desarrollo Social y Familia. “El ministerio tiene la facultad de convertir estos modelos en políticas públicas que queden a disposición de otros municipios”, sostiene la académica.
 
Luego en la segunda fase se implementarán talleres de capacitación dirigidos a grupos específicos de beneficiarios, en las áreas de alimentación saludable, entornos saludables y reconversión a venta de alimentos saludables. Mientras que la última etapa del proyecto consistirá en difundir los resultados y el modelo final.
 
Respecto a la elección de la ciudad de Quillota como objeto de estudio, la nutricionista explica que “se escogió a la comuna de Quillota porque es un municipio que se ha convertido en un referente importante a nivel nacional. Debido a que se han destacado por desarrollar un excelente trabajo respecto de la aplicación de políticas públicas sobre promoción de salud”.

Agrega, que “la recepción del municipio de Quillota ha sido excelente. En enero sostuvimos una reunión con el alcalde Luis Mella, junto a otras autoridades del municipio. En esa oportunidad el edil nos manifestó su conformidad con el proyecto, comprometiéndose a prestarnos todo el apoyo necesario”.
 
Para la doctora González los principales beneficiados del proyecto es la población de Quillota en general y, en específico algunos grupos comunitarios: como escolares y apoderados, adultos mayores, profesores, promotoras comunitarias de salud y vendedores ambulantes de alimentos y de kioscos de colegios.

El equipo de trabajo del proyecto está compuesto por diez profesionales que cuentan con una dilatada trayectoria en los campos de la investigación, nutrición y alimentación, salud pública, políticas públicas, promoción de salud, sólo por destacar algunas áreas.



0

La presentación del profesor Fernando Rojas propone una forma de gestionar el abastecimiento de artículos de movimiento lento.
 
“Gestión de artículos de movimiento lento: un enfoque inflado en cero para modelar la demanda” es el título del trabajo desarrollado por el académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso Fernando Rojas, en colaboración con los ingenieros Giuliani Coluccio y Juan Vega, que fue premiado con el primer lugar de la XXVII Conferencia Global de Negocios y Finanzas de Costa Rica (GCBF, por sus iniciales en inglés).

El evento, organizado por el Instituto de Negocios e Investigación Financiera, fue creado para facilitar el trabajo del profesional en educación superior y también de los sectores público y privado, al crear una plataforma global bilingüe conducente al enriquecimiento del conocimiento a través de sus ciclos de congresos y sus revistas académicas arbitradas e indexadas.

El académico explicó que el trabajo consiste en una forma de gestionar el abastecimiento de artículos de movimiento lento, esto se refiere a cuando se enfrentan escenarios de demanda intermitente en empresas de servicios, tales como farmacias o servicios de alimentación, entre otros.

“Nuestra gestión de este tipo de artículos fue puesta a prueba mediante el uso de un modelo probabilístico de inventarios de revisión continua. La mejora a la que conduce nuestra propuesta se corrobora con un análisis de decisión multicriterio, que consideró costo total mínimo, porcentaje de demanda satisfecha, escasez de artículos por ciclo y el ajuste de la distribución estadística de la demanda durante el tiempo de entrega del proveedor y es aplicada en un ejemplo ilustrativo con datos reales de demanda intermitente de un artículo farmacéutico de una farmacia pública chilena” aseguró.

Para Fernando Rojas lograr el primer lugar representa un reconocimiento a la rigurosidad científica con el cual se llevó a cabo el trabajo, a la robustez de los resultados, a la originalidad y al alcance de las conclusiones para el mundo empresarial.

“El GCBF ofrece una excelente oportunidad para que las comunidades académicas y de negocios compartan investigación de vanguardia en todas las áreas de negocios, finanzas, contabilidad, gestión, marketing, economía, educación, agronegocios y áreas afines. Los congresos son verdaderamente globales, con participación de profesionales de todo el mundo”, afirmó.

La competencia fue reñida, reconoce el profesor Rojas, dado que se presentaron más de noventa trabajos en modalidades online y presencial, que representaban a quince países.

“Es una gran satisfacción que mi investigación esté recibiendo reconocimiento internacional y a la vez una motivación para transferir estas experiencias a estudiantes de pre y postgrado, a la vez de una posibilidad real de vinculación internacional con otros investigadores del área”, comenta el profesor Rojas.

Respecto a nuevas publicaciones, el académico adelantó que “este año ya tengo tres artículos publicados y otros seis en espera de la decisión final. Además este congreso ya publicó sus memorias en la base de datos Ebscho: www.theibfr.com/past-events/ y el artículo ganador será próximamente publicado en una importante revista de corriente principal”.       



                        
0

Mil 200 millones de pesos se gastaron en ocho años en pacientes que no tendrían por qué haber llegado a un centro asistencial.
 
Un estudio de la Universidad de Valparaíso reveló un aumento considerable de hospitalizaciones por mal uso de medicamentos en el país. Se trata de la denominada “enfermedad invisible”, que se ha transformado en un verdadero problema para el sistema de salud público.

La investigación, que analizó los datos de un periodo que va desde el 2010 al 2017, muestran que durante estos ocho años hubo una proyección al alza relevante en este ítem, pasando de las 64 mil 807 hospitalizaciones en el 2010, a las 89 mil 581 en el último año de estudio.

Uno de los autores de la investigación es el doctor en Práctica y Política Farmacéutica Juan Francisco Collao, académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso.

Tal como lo explica el profesor Collao, se trata del primer estudio que se realiza en Chile utilizando datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Salud.

Respecto a los datos que arrojó la investigación, el doctor Collao afirmó que 11 mil chilenos son internados y cien mueren al año por mal uso de medicamentos. Los principales grupos de riesgo lo conforman los lactantes, adolescentes y adultos mayores.

No obstante el doctor Collao advirtió que la cifra podría estar subestimada. “Los resultados pueden parecer bajos. De hecho existen otros estudios realizados en países como Inglaterra y Alemania cuyos resultados son diez veces más altos que lo detectado en Chile. Pero esto no se explica porque en esos países utilicen peor los medicamentos; por el contrario, el resultado responde a que el personal de esos países está entrenado para detectar estos casos y reportarlos. En cambio en Chile cuando existe algún tipo de daño o una sospecha de reacción adversa por uso de medicamentos, la eventual detección se transforma en un reporte espontáneo y no en un registro obligatorio, como lo es en otros países”, explicó.

La propuesta de los investigadores apunta a mejorar el sistema y profundizar en el conocimiento sobre los patrones de consumo de fármacos en la población.

“Lo que ocurre en Chile es que cuando a los pacientes se les entrega el medicamento, son ellos mismos los responsables de la terapia farmacológica, a pesar que no tienen el conocimiento idóneo para asumir tal responsabilidad y no saben qué hacer cuando surge algún problema o efectos secundarios, como dolores de cabeza o gástricos. Muchas veces también ocurre que como no hay una visión sistémica en los hospitales, los pacientes pueden visitar a distintos médicos, quienes recetan nuevos medicamentos y así fácilmente se podría replicar la terapia, sin que el paciente perciba que son los mismos medicamentos”, comenta.

El profesor Collao destacó otro dato relevante que entregó el estudio, al referirse a la importante fuga de recursos en que incurre el sistema público para atender a estos pacientes.

“También hicimos el cálculo del gasto de días cama en los pacientes que son hospitalizados por daño grave causado por el mal uso de medicamentos, durante los ocho años (2010-2017). Siendo austeros y considerando un día cama base, que tiene un valor de 200 mil pesos, aproximadamente (la UCI es mucho más cara), eso nos da más de mil 200 millones de pesos gastados solamente en pacientes que no tendrían por qué haber llegado al hospital si hubiese habido un control adecuado de su terapia. Es decir estamos hablando de un daño totalmente evitable”, concluyó el investigador.

Participaron en el estudio Juan Francisco Collao, Rafael Favereau, Carolina Aceitón y René Miranda.


0

El evento convocó a cerca de 200 personas.

Con una masiva concurrencia de familiares de los nuevos profesionales se realizó la ceremonia de titulación 2019 de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso. En el acto, 44 nuevos nutricionistas recibieron su diploma de título profesional.

Presidió la ceremonia la decana de la Facultad de Farmacia, Marcela Alviña, junto al secretario general de la UV, Osvaldo Corrales.

Los acompañaron la secretaria de Facultad, Jacqueline Concha; el director de la Escuela de Nutrición y Dietética, Rafael Jiménez; la jefa de carrera de Nutrición y Dietética, Silvia Sepúlveda, y la profesora Leticia Luna, en representación de la Escuela de Química y Farmacia. También participaron académicos, estudiantes, familiares de los titulados, profesionales del área y representantes de la industria de los alimentos.

Los nuevos profesionales subieron de a uno al estrado para recibir su diploma de manos de sus padres o familiares más cercanos.
La ceremonia continuó con la toma del juramento de los nuevos profesionales y la premiación de los estudiantes destacados, obteniendo la distinción máxima de su promoción la estudiante Karla Sepúlveda Lavín.


0

El día 10 de mayo los y las estudiantes de la asignatura INCESF del 4° año de la carrera  de  Nutrición y Dietética, iniciaron su jornada anual de Intervenciones Educativas en Alimentación y Nutrición.  Junto a las  profesoras  Catalina  González,   Annette Beaumont y Marcela Hott, las y los estudiantes se encontraron con los escolares de kinder a 8° básico del College Saint André, aplicando métodos educativos innovadores con el objetivo de cautivar a los escolares.   La jornada dejó feliz a toda la comunidad escolar, y en especial a los estudiantes de la carrera, los cuales fueron muy bien evaluados.




0

La jornada reunió a profesionales, académicos y estudiantes.
 
Como es ya una tradición, la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso realizó este lunes 6 de mayo la ceremonia de celebración del Día del Nutricionista.

El evento fue encabezado por la decana de la Facultad de Farmacia, la nutricionista Marcela Alviña, quien estuvo acompañada por la secretaria de Facultad, Jacqueline Concha; el director de Escuela de Nutrición y Dietética, profesor Rafael Jiménez; la jefa de carrera, Silvia Sepúlveda; la directora de la Escuela de Química y Farmacia, Yanneth Moya; la jefe de carrera de Química y Farmacia, Marcela Escobar; académicos, nutricionistas, estudiantes y funcionarios.

El director de Escuela inició la ceremonia con un repaso histórico del desarrollo de la carrera de Nutrición, programa que se inició en 1939 en Chile, con la creación de la primera Escuela de Dietistas.

“Este año la carrera de Nutrición cumple 80 años. Pensamos siempre que la celebración (o conmemoración) tendría que ser junto a los frutos que hemos conseguido como Escuela y también reconocer a aquellos que desde afuera aportan de forma importante a la carrera de Nutrición y Dietética de nuestra universidad”, sostuvo el director.

Por ese motivo, explica el profesor Jiménez, fueron invitados como conferencistas dos nutricionistas egresados de las aulas UV que hoy son destacados profesionales, uno de ellos inserto en la academia, realizando investigación, mientras el otro ha optado por un desarrollo laboral en la industria de los alimentos.

La primera es la doctora Pamela Mattar, titulada el 2007, quien actualmente está realizando un programa postdoctoral en el cual investiga el efecto de los alimentos palatables sobre la ingesta alimentaria y el metabolismo del tejido adiposo. La nutricionista ofreció la conferencia “Obesidad: desde el tejido adiposo a la regulación de la ingesta alimentaria”. El segundo expositor fue Bastián Oyaneder, quien obtuvo el título de nutricionista el año 2014 y ahora trabaja en la industria de alimentos Tresmontes Luchettti, en el área de Investigación y Desarrollo. Bastián Oyaneder dictó la charla “Rol del nutricionista en la industria alimentaria”.

Durante la ceremonia también fueron reconocidas Cecilia Cruz, Matilde Zubieta y Beatriz Gazalez, nutricionistas de los campos clínicos, supervisoras y profesionales guía que han contribuido de manera importante en la formación de los estudiantes.

Durante la ceremonia se presentó la Agrupación de Cámara de la Universidad de Valparaíso y los asistentes participaron de un coffe break preparado especialmente por el técnico gastronómico de la carrera, Gabriel Cravero, junto a un grupo de estudiantes.








0

El probiótico actuó positivamente sobre la microbiota intestinal de adultos con diabetes Mellitus Tipo 2 tratados con metfornina.
 
La metfornina es habitualmente la primera elección de medicamento para tratar la diabetes Mellitus Tipo 2 (DM2), pero los efectos colaterales de este fármaco –como diarrea, hinchazón, acidez y dolores estomacales- también son frecuentes. Y estas reacciones adversas secundarias muchas veces conducen a los pacientes a abandonar el tratamiento.

Gracias a la literatura científica, se sabe que la microbiota intestinal en enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes mellitus presenta alteraciones en su composición, cambios en la actividad metabólica de estos microorganismos y en la proporción (o abundancia) de las comunidades bacterianas. La microbiota de una persona con DM2 difiere a la de un individuo sano. Además, la composición bacteriana de la microbiota intestinal se modifica de acuerdo al tipo de tratamiento. Investigaciones dan cuenta que medicamentos como la metfornina también produce cambios en la microbiota.

Alimentos probióticos como el kéfir, más conocido como yogurt de pajaritos, al ser incorporados a la dieta producen efectos beneficiosos para salud, más allá de la nutrición. “Los alimentos probióticos son aquellos que contienen microorganismos vivos, que habitan naturalmente en la microbiota intestinal. Al ingerirlos son capaces de tolerar las condiciones fisicoquímicas del tracto gastrointestinal (ácidos y sales biliares). Y no solo eso, además al llegar al intestino tienen la capacidad de adherirse a la superficie del epitelio y lo colonizan”, explica la doctora en Microbiología Claudia Ibacache, directora del Centro de Microbioinnovación (CMBi) de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, quien co-dirigió un estudio metagenómico que evaluó los efectos del consumo de kéfir sobre la microbiota intestinal de adultos con DM2 tratados con metfornina. Esta investigación la realizó para optar al título de nutricionista la tesista Karoll González Pizarro.

Según este estudio, algunos de los atributos del kéfir son su capacidad de restituir la composición de la flora intestinal e introducir funciones favorables y útiles para las comunidades microbianas intestinales, ayudando a mantener un buen control metabólico.

Tal como lo señala la microbióloga, la investigación consistió en una intervención nutricional en pacientes con DM2 que fueron asignados a dos grupos. Uno recibió dosis diarios del probiótico kéfir y el otro (que fue el grupo control), consumió la misma cantidad de un yogurt comercial convencional (libre de microorganismos), durante ocho semanas. Se midieron parámetros metabólicos antes y después de la intervención. El estudio utilizó la metagenómica, una avanzada herramienta que permite obtener la secuencia del genoma de toda la comunidad de microorganismos encontrados en la microbiota de cada paciente intervenido.

“El estudio proporciona evidencia de que el probiótico kéfir puede mejorar los síntomas de malestar gastrointestinal”, sostuvo la académica.

De acuerdo a los resultados de la investigación se destaca que a las dos semanas de tratamiento con el probiótico aumentó la proporción de algunos grupos de bacterias de la microbiota. A las ocho semanas se observó que disminuyeron significativamente los triglicéridos (grasas que en exceso pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón). Además, el kéfir demostró mejorar la hinchazón, acidez, gases y el tránsito intestinal de los pacientes tratados.

En consecuencia “el consumo de kéfir sería una buena estrategia complementaria para modular la microbiota intestinal de los pacientes DM2 en forma beneficiosa, además de ayudar al control de los triglicéridos y a mantener una buena salud intestinal”, se sugiere en la tesis.

El kéfir es un alimento lácteo fermentado originario de las montañas del Cáucaso ruso y ha sido parte de la dieta de diversas culturas milenarias. Al kéfir se le considera un alimento funcional probiótico complejo, dado que es un consorcio de microorganismos, estructurado por una diversidad de bacterias ácido lácticas, ácido acéticas y levaduras. Entre los beneficios atribuibles al kéfir el estudio releva que tiene la propiedad de disminuir la cantidad de lactosa presente en la leche (por lo tanto podrían consumirlo las personas intolerantes a ese componente), inhibe el crecimiento de células tumorales, tiene un efecto antibacteriano, estimula la inmunidad gastrointestinal y previene la osteoporosis.


0

“Los únicos veintiséis especialistas en Farmacia Hospitalaria reconocidos en el país —a la fecha— son todos graduados del Magister en Gestión Farmacéutica y Farmacia Asistencial de la Universidad de Valparaíso”. Así lo destaca la doctora en Farmacología y académica de la Escuela de Química y Farmacia UV Leticia Luna.

La doctora Luna se refiere al reconocimiento que realizaron el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud a dos programas de magister que imparte la Escuela de Química y Farmacia y que han sido homologados a especialidad farmacéutica.

De este modo, los graduados del Magister en Gestión Farmacéutica y Farmacia Asistencial son reconocidos como especialistas en Farmacia Hospitalaria y quienes obtienen el grado de Magister en Análisis Clínico son reconocidos como especialistas en Laboratorio Clínico.

“Además, aquellos profesionales que se encuentren en vías de obtener el grado podrán solicitar el reconocimiento de la especialidad hasta el 31 de diciembre de 2019”, afirma la académica.

Tal como lo explica Leticia Luna, con el objetivo de garantizar la calidad de las acciones, atenciones o servicios de salud, la ley de Autoridad Sanitaria (N°19.937) definió el proceso de certificación de especialidades al mecanismo en que se reconoce que un prestador individual de salud domina un cuerpo de conocimientos y experiencias relevantes de un determinado ámbito del trabajo asistencial. Si bien el Decreto 8 de 2013 estableció el “Reglamento de certificación de especialidades de prestadores individuales en salud y de las entidades que las otorgan”, es en el año 2017 en que, mediante el decreto 17, se reconocen las especialidades químico-farmacéuticas y bioquímicas, y en marzo de 2019 recién se aprueban las Normas Técnicas y Operativa (NTO), que describen los aspectos técnicos y conocimientos que deben reunir químico farmacéuticos y bioquímicos para recibir la certificación de especialista.

“El país se ha comprometido en asegurar la calidad de las prestaciones de salud que entrega a la población y en ese sentido se han reconocido especialidades no solo para médicos y odontólogos, sino también para químico farmacéuticos y bioquímicos”, plantea la profesora Luna.

Las especialidades químico farmacéuticas son: Farmacia Clínica, Farmacia Hospitalaria, Laboratorio Clínico, Salud Pública y Laboratorio Forense.

La profesora Luna agrega que “el hecho que los químicos farmacéuticos y bioquímicos graduados del Magister en Análisis Clínico y farmacéuticos graduados del Magister en Gestión Farmacéutica y Farmacia Asistencial han pasado a ser los primeros especialistas en Laboratorio Clínico y en Farmacia Hospitalaria, respectivamente, significa un reconocimiento a las competencias profesionales que entregan estos programas de la Universidad de Valparaíso y que sin duda contribuirán a generar una base de especialistas que impacten en el cumplimiento de las garantías que incorpora el Régimen General de Garantías de Salud con respecto a los prestadores individuales, en pos de una mejor salud a nivel nacional”.

El reconocimiento de la especialidad ha sido un anhelo largamente esperado por los químicos farmacéuticos, añade la académica, ya que esta certificación valora la formación académica y la experiencia del ejercicio profesional en áreas específicas.

“La Escuela de Química y Farmacia en su compromiso por la educación continua de los químicos farmacéuticos no solo va a continuar graduando profesionales que puedan solicitar su especialidad hasta el 31 de diciembre de 2019, sino que ya está trabajando para ser una entidad formadora de especialistas, apoyada en su vasta experiencia de docencia de postítulo y postgrado y su labor asistencial en sus respectivos campos clínicos institucionales”, finaliza.














 
0

Docentes de la Facultad de Farmacia serán parte del proyecto ERASMUS plus COPHELA, que impartirá cursos de especialización y maestría en farmacia comunitaria, hospitalaria e industrial.

Un ambicioso programa de educación a distancia para profesionales farmacéuticos de todo el mundo ofrece el proyecto ERASMUS plus COPHELA, que reúne a universidades europeas y latinoamericanas de alto nivel académico, una de las cuales es la Universidad de Valparaíso (UV).
COPHELA es la sigla (por sus iniciales en inglés) del programa “Cooperación en Garantía de Calidad para la Educación y Capacitación en Farmacia entre Europa y América Latina” (Cooperation in Quality Assurance for Pharmacy Education and Training between Europe and Latin America). La iniciativa, que financia la Unión Europea, ofrece once cursos de especialización, totalmente gratuitos, en las áreas de farmacia comunitaria, hospitalaria e industrial.

En este programa la Escuela de Química y Farmacia UV comprometió la participación de las académica: Patricia Acuña (como directora del proyecto), Caroline Weinstein, Mariane Lutz, Silvia Bonilla y Patricia Carreño, pudiéndose incorporar otros profesores.

“El proyecto tiene por objetivo desarrollar un programa de especialización en farmacia comunitaria, hospitalaria e industrial a través de cursos de especialización y maestría en modalidad a distancia, dirigidos a titulados en Farmacia, con el fin de apoyar su desarrollo profesional. Esto significa utilizar el potencial de la tecnología para la puesta en marcha de cursos masivos on-line (MOOC), con los que se busca eliminar las barreras temporales, físicas y económicas para el acceso a la formación, lo que redundará en el beneficio de los pacientes”, explica Patricia Acuña.

La profesora Acuña advierte que el desafío que implica este proyecto no es menor, dado que “además de las actividades de docencia, involucra también la participación activa de instancias institucionales administrativas e informáticas para su ejecución”.

Tal como lo destaca la académica, no es la primera vez que la Escuela de Química y Farmacia participa en proyectos de esta naturaleza, “entre 1996 y 1998 formó parte del proyecto correspondiente al Programa ALFA ‘Armonización de currículos y organización de estudios de postgrado para la licenciatura en farmacia – red RELAFFAR’, que le permitió posteriormente desarrollar programas de postgrado y postítulo vigentes hasta hoy”.

El grupo de trabajo que participa en el programa COPHELA está formado por la Universidad de Granada, la Université de Lorraine (Francia), Universidade de Lisboa (Portugal), Università degli Studi di Camerino (Italia), Universidad Autónoma del Estado de México, Universidad Autónoma Metropolitana (México), Universidad Xochimilco (México), UNAB (Chile), Universidade Federal Fluminense (Brasil), Universidade Federal de São Paulo (Brasil) y el Instituto Racine (Brasil), además de la UV.

Patricia Acuña señala respecto de la primera reunión de trabajo del proyecto COPHELA que las sesiones de trabajo se celebraron en la sede de la Asociación Farmacéutica Mexicana y se contó con la participación de todas las instituciones miembros del proyecto y de distintas organizaciones vinculadas al área farmacéutica, como, por ejemplo, la Conferencia Iberoamericana de Facultades de Farmacia (COIFFA).

Finalmente, la académica afirma que el proyecto tiene considerado la realización de tres sesiones de trabajo presencial: la primera ya efectuada en Cuidad de México, la segunda (2020) en Sao Paulo, y la de cierre (2021) en Valparaíso.

Cursos postulados
-La nanotecnología en la administración de fármacos.
-Atención al paciente en tratamientos crónicos.
-Formas de dosificación: sólidas y líquidas.
-Seguridad y ética en el uso de los medicamentos.
-Estadística y gestión de datos aplicados a la investigación y desarrollo.
-Atención en salud y farmacoeconomía.
-Descubrimiento y desarrollo de fármacos en biotecnología
-Terapias biológicas.
-Farmacogenómica.
-Asesoramiento genético.
-Radiofarmacia.


0

Iniciativa desarrollada por académicos de las facultades de Farmacia y Arquitectura busca rescatar tradiciones ancestrales.
 
Un viaje de avanzada a Rapa Nui realizaron integrantes del proyecto “Innovación social y tecnológica para potenciar unidades de negocios asociadas a la Etnofarmacia Rapanui”, iniciativa que cuenta con financiamiento del Fondo de Innovación y Competitividad Regional (FIC-R), liderada por la profesora Cecilia Rubio e integrado por académicos e investigadores de las facultades de Farmacia y Arquitectura.

Durante la estadía en la isla, la directora del proyecto y el académico de la Escuela de Diseño Omar Acevedo sostuvieron reuniones con representantes de la Gobernación y de la comunidad, así como también con apicultoras independientes y mujeres emprendedoras en rubros como artesanía y agricultura.

Una de los encuentros más relevantes del viaje fue la reunión realizada con las mujeres sanadoras integrantes del grupo Papa Ra’au que desarrollan su ancestral actividad curativa con hierbas, plantas y flores en un box intercultural del hospital Hanga Roa, a quienes expusieron los alcances del proyecto que incluye el compromiso de habilitar un espacio más amplio y con mejores condiciones para el desarrollo de estas labores.

Antes de dejar la isla, los integrantes del proyecto tuvieron la posibilidad de visitar el Liceo Aldea Educativa, donde expusieron sobre la iniciativa a los estudiantes del cuarto año medio, especialidad Agro, a quienes se les invitó a participar en el cultivo y recolección de material vegetal.

El proyecto tiene una duración de 18 meses a partir de marzo del 2019 con el de objetivo potenciar la etnofarmacia isleña a través del fomento de la innovación social y tecnológica, modernizando su práctica sostenible y el mejoramiento de la infraestructura disponible en la isla.

Para tal efecto se instalarán containers habilitados para mejorar este ancestral actividad, además de incluir un viaje al continente de diez personas para su capacitación en la Universidad de Valparaíso, entre las que participarán seis sanadoras, dos mujeres emprendedoras y dos estudiantes del Liceo Aldea Educativa.

Al respecto, la profesora Cecilia Rubio señaló que “lo más importante es que todos los productos que se generen a partir de este proyecto quedarán en Rapa Nui para beneficio directo de los isleños, tanto para las mujeres sanadoras como para las emprendedoras y para los estudiantes del Liceo Aldea Educativa. Es una tremenda oportunidad que tenemos como académicos e investigadores de aprender un conocimiento ancestral y contribuir a que pueda transmitirse a las nuevas generaciones, evitando que se pierda”.


0

La profesora Ximena Palma, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética UV, continua el ciclo de Nutrición y Alimentos en Radio Valentín Letelier. En la edición de hoy explicó por qué la leche materna es irreemplazable y de paso abordó los reales aportes nutricionales, junto a los beneficios discutibles de algunas bebidas vegetales. 

0

El destacado científico realizó conferencia sobre los desafíos de la investigación en Chile.

La figura del doctor Jorge Babul, marcó la ceremonia de Inicio de Año Académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, evento que convocó a autoridades universitarias, académicos y estudiantes del campus Playa Ancha.

El destacado científico, quien es doctor en bioquímica, profesor titular de la Universidad de Chile y past president del Consejo de Sociedades Científicas de Chile, fue el conferencista invitado del evento y estuvo a cargo de la charla: “Desafíos de la investigación en Chile”.

Durante su exposición y fiel a su estilo, que lo ha llevado no solo a ser el protagonista de numerosos titulares de los medios de comunicación, sino −más relevante aún− a liderar las movilizaciones (como “la marcha de los delantales blancos”), que permitió visibilizar la precariedad laboral de los científicos en Chile (junto con denunciar los problemas que afectan a los becados de los programas de doctorado financiados por Conicyt); instó a todos los asistentes a trabajar en conjunto, para ubicar a la ciencia en el lugar que se merece.

El bioquímico además de criticar la falta de conciencia sobre la importancia de la ciencia para el desarrollo de un país, agregó que “no se ha logrado insertarla como pilar fundamental para potenciar ese desarrollo. No tenemos un proyecto país. Tampoco hay claridad de lo que queremos ser a futuro desde la perspectiva científica y si no lo sabemos ¿qué podemos hacer?”, se cuestionó el científico.

Babul afirmó que le gustaría que “los ciudadanos pidieran más ciencia y más recursos para la ciencia” y que no fuera solo una demanda de los científicos. Eso –para él− significa “educación”.

“Todo lo que nosotros −los seres humanos− hacemos es importante. Se tiende a dar mayor relevancia a aquello que tiene más rédito económico, pero creo que las artes, las humanidades y las ciencias sociales son tan importantes como las ciencias exactas y naturales o las ingenierías. El conocimiento está dividido en las distintas disciplinas y la tarea que nos queda ahora es cómo unificamos todo lo que sabemos”, explicó.

El doctor Babul acotó que las políticas científicas no pueden depender del gobierno de turno, debe existir un plan a largo plazo que guie el camino hacia los objetivos propuestos. Además, el ejecutivo debe ser asesorado por las personas más idóneas en las respectivas áreas del saber.

“¿Qué hizo Obama cuando llegó al poder? En materia de Energía, por ejemplo, convocó al más experto, sin importar el color político. En Chile, el Estado y el Ministerio de la Ciencia deben ser capaces de reunir a los mejores exponentes de todos los campos y el resultado debe estar orientado al bienestar de las personas y la educación es la magia”, sostuvo.

La ceremonia de Inicio del Año Académico 2019 contó con la presencia de la decana de la Facultad de Farmacia, Marcela Alviña, quien estuvo acompañada de la secretaria de Facultad, Jacqueline Concha; la directora de la Escuela de Química y Farmacia, Yanneth Moya; el director de la Escuela de Nutrición y Dietética, Rafael Jiménez; la jefe de Carrera de Química y Farmacia, Marcela Escobar; su homóloga de Nutrición y Dietética, Silvia Sepúlveda, junto a profesores, investigadores y estudiantes.

La decana valoró positivamente la participación del doctor Babul en inauguración del año académico 2019: “me pareció excelente, estoy muy contenta también por la asistencia. El doctor Babul es una persona terriblemente entusiasta, es un testimonio de perseverancia y logra remecer las conciencias de cada uno de nosotros como ciudadanos (más que como investigadores y científicos). Y como ciudadanos nos dijo que dejemos de mirar la punta de nuestra nariz y nos interesemos en el contexto del bien común, y que seamos capaces de hablar y hacer donde muchos hacen nada”.




 
0

El profesor Rafael Jiménez, tuvo una destacada participación en el programa Tu voz local de Quintavisión, emitido este martes 19 de marzo. El Director(S) de la Escuela de Nutrición y Dietética UV, compartió el set con la seremi de Educación Patricia Colarte. Ambos abordaron el tema “La obesidad infantil en Chile”. La nota introductoria del programa contó  con la participación de la nutricionista UV, Ximena Palma.

Si no pudo ver la edición del programa ingrese al siguiente link:  http://www.quintavision.cl/portal/19/03/2019/tu-voz-local-19-marzo-2019/



0

La profesora Ximena Palma, académica de la  Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso, inauguró el ciclo de entrevistas “Nutrición y alimentos”, que se emitirá cada martes, a las 10:00 horas, en el programa Café Negro de Radio Valentín Letelier (97.3). En su primera edición  la especialista abordó el tema: ¿Quieres que tu cerebro sea más listo? Alimentos que mejoran el rendimiento cerebral.  Conduce el periodista Eduardo Drouillas. Adjuntamos el audio del programa.

https://drive.google.com/a/uv.cl/file/d/1_skKPJ7LyR4W-TxVv0bakpprQ-wklLjH/view?usp=drive_web

0

Amplia convocatoria se observó en la ceremonia de recepción de los alumnos mechones que organizó la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso.

Con un auditorio repleto de estudiantes se llevó a cabo la ceremonia de bienvenida de los 151 alumnos que se matricularon en el proceso de Admisión 2019, en las carreras Química y Farmacia (75) y Nutrición y Dietética (76).

La decana de la Facultad, profesora Marcela Alviña, señaló que “este año como Facultad tenemos la responsabilidad de generar un ambiente de trabajo propicio, activo, respetuoso, grato y de mucha interacción. Tenemos muchos desafíos, porque acabo de asumir el cargo y mi propósito es desarrollar un trabajo en equipo con ambas escuelas y −a su vez− generar una propuesta válida para llevar a cabo el plan estratégico por los próximos cuatro años”.

La decana destacó la participación de los nuevos alumnos en el evento: “fue una ceremonia de bienvenida muy masiva, convocatoria que no habíamos visto en años anteriores y me parece fantástico que haya sido tan alta. Es muy importante, porque además refleja que las vacantes en las postulaciones para la matricula son cubiertas en plenitud. Me complace mucho el haber tenido en esta oportunidad el auditorio completamente lleno. Además, los estudiantes se mostraron muy participativos, se logró una pequeña interacción y espero haberlos motivado para que continúen con esa actitud”.

Los alumnos por su parte comentaron que esperan tener una positiva experiencia universitaria. Es el caso de Valentina González, quien ingresó al programa de Nutrición y Dietética luego de solicitar un traslado de la carrera de Enfermería. “En Enfermería me gustó mucho el ámbito de la prevención y creo que al cambiarme a Nutrición podré desarrollarme en plenitud en esta área. Espero tener una buena vida universitaria y un grato ambiente con los profesores y los compañeros”.

El joven Benjamín Astudillo, quien ingresó a la carrera de Química y Farmacia reconoció que sabe que es un desafío difícil por ser un programa riguroso, “me va a costar mucho, pero voy a estudiar bastante para poder aprobar los ramos. Fue complicado decidirme y en la búsqueda que hice Química y Farmacia fue la carrera que más me llamó mi atención. Además me gusta la UV, porque es una universidad estatal y por sobretodo tiene mucho prestigio”.

Los alumnos ingresaron el miércoles 6 de marzo y hasta este viernes participaron en las jornadas de inducción universitaria.


0

El estudio fue publicado en la revista científica Plos One, rankeada en el número 23 a nivel mundial, por Scholar google.
 
Una nueva publicación suma el doctor en Administración y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética, Fernando Rojas, tras aparecer su estudio de tesis doctoral en un artículo de la prestigiosa revista científica Plos One. En la siguiente entrevista aborda los detalles del innovador modelo.
 
¿Cuál es la propuesta del artículo?
El artículo propone un modelo de abastecimiento que optimiza costos de compra, ordenar, almacenar y de desabastecimiento, considerando las particularidades de la gestión del suministro en las farmacias del sistema de salud chileno, así como de servicios de alimentación, Estas particularidades hacen necesaria la adaptación de modelos útiles para optimizar este proceso y cuantificar el ahorro en costos de inventarios, que podrían lograrse mediante la implementación de decisiones de abastecimiento basadas en el manejo de datos.
 
¿A qué factores atribuye la decisión de los editores a publicarlo?
Básicamente a la innovación propuesta en el modelo, el cual consigue ahorros en costos, logrados mediante un correcto modelado de la demanda de los fármacos en hospitales y componentes de los menús en servicios alimentarios, considerando su comportamiento dependiente de prescripciones médicas en el caso de medicamentos, otros componentes en el caso de los menús, su estacionalidad y sujeción a factores temporales, así como intermitencia en la demanda. 
 
¿Dónde se puede aplicar y cuáles son las principales ventajas de esta herramienta?
El modelo fue formulado pensando en las necesidades particulares de las áreas aludidas: Farmacias del sistema público de salud y servicios de alimentación y nutrición. Esto constituye una gran ventaja, dado que conduce a resultados mucho más precisos en estos sectores, en comparación con modelos generales de abastecimiento. La aplicación vendrá de la mano de futuros proyectos que  tendrán como objetivo desarrollar soluciones tangibles validadas a través de la prueba de concepto de un sistema informático de manejo de datos para la toma de decisiones de abastecimiento de farmacias del sistema de salud chileno y servicios de alimentación, conducente a ahorros en costos de inventarios, transferible hacia las farmacias hospitalarias del país y servicios de alimentación concesionados
 
¿Es su primera publicación en una revista de este nivel?
La verdad es que ya cuento con una veintena de publicaciones de corriente principal y dos libros acerca de estas temáticas. Sin embargo, el factor de impacto de esta revista es muy grande y bajo un sistema “open acces”, lo cual favorece que el conocimiento generado se disemine en la comunidad científica mediante un mayor número de citas bibliográficas que consideren mi trabajo como base para futuros desarrollos. Además, es una revista de reconocimiento mundial, lo que seguramente contribuirá a abrir muchas puertas al desarrollo de nuevas tecnologías en el área de la gestión del abastecimiento, impulsada desde nuestro país.




 
0

La actividad la llevó a cabo el Comité paritario de higiene y seguridad (CPHS) de la Facultad de Farmacia y participaron 40 personas.
 
 
La profesora Rocío Álvarez, presidenta del CPHS de Farmacia, destacó el alto interés de los funcionarios por asistir al Taller Básico de Primeros Auxilios para Trabajadores, que alcanzó una convocatoria de 40 personas (funcionarios académicos y no académicos) de las Facultades de Farmacia y Ciencias, como así también algunos estudiantes que asistieron en calidad de oyentes.

¿Bajo qué contexto se realizó la actividad?
“El curso de primeros auxilios (Taller Básico de Primeros Auxilios para Trabajadores) se enmarca dentro de la planificación de actividades del Comité paritario de higiene y seguridad (CPHS) de la Facultad de Farmacia de 2019, para apoyar el trabajo del Comité de emergencia de la facultad, en base a la oferta de cursos del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST), el que nos ofrece la realización de tres capacitaciones en el año, abarcando diversos aspectos sobre prevención y seguridad. Habíamos realizado ya un primer curso de primeros auxilios en 2018, el cual correspondió a la versión corta (dos horas de duración) y nos dimos cuenta que había mucho interés de la comunidad en relación al tema, por lo que decidimos solicitar un segundo curso, un poco más extenso”.
 
¿En qué consistió el taller?
“Este taller de primeros auxilios tuvo una duración de cuatro horas cronológicas y abordó técnicas efectivas ante diversas situaciones en las que se pudieran necesitar primeros auxilios. Además se entregaron las reglas generales de actuación ante urgencias, haciendo énfasis en la secuencia correcta y responsable de proceder en caso de emergencia que consisten en proteger, examinar, alertar y socorrer. Se realizaron demostraciones de inmovilización y traslado de pacientes, auxilio en caso de obstrucción de vías respiratorias y de reanimación cardio pulmonar (RCP), que se pueden ver en este link: http://www.ist.cl/project/tecnicas-basicas-de-primeros-auxilios-3-horas/.
 
¿Cómo evalúa la jornada?
“Aunque aún no hemos realizado la evaluación de la actividad al interior del CPHS, ya la importante asistencia así como la participación activa durante el curso, nos deja la impresión de que los objetivos se cumplieron incluso más allá de nuestras expectativas. Tuvimos también alumnos interesados en participar y que por esta vez asistieron como oyentes, dado que la actividad está orientada a los trabajadores de la institución. Uno de los aspectos más relevantes, a mi juicio, es que esta fue una actividad transversal en la que participaron miembros pertenecientes a los tres estamentos de las Facultades de Farmacia y también de Ciencias, a quienes invitamos a través de su Comité paritario presidido por Rodrigo Toro. El curso permitió relevar la importancia del autocuidado y la necesidad de estar preparados para enfrentar situaciones en la que puede correr riesgo la vida y ser efectivos”.
 
¿Quiénes estaban a cargo de la actividad?
“Los integrantes del CPHS de Farmacia estuvimos a cargo de la planificación y coordinación de la actividad y como presidenta me correspondió gestionar la autorización a nivel de decanato para facilitar la asistencia del personal auxiliar y administrativo, para quienes este tipo de actividad cuenta además para efectos de nivelación. El curso estuvo a cargo del IST, actual mutual de seguridad de la Universidad de Valparaíso. Nuestro enlace con ellos es Constanza Marambio quien asesora a las Universidades y el facilitador del curso fue Alejandro Becerra, paramédico del IST, a quien debemos destacar en su rol pues fue él quien con su vasta experiencia, capacidad lúdica y buen humor, logró infundir en nosotros entusiasmo, proactividad y conciencia respecto a cómo actuar para dar primeros auxilios”.
 
Dado el éxito de la jornada ¿piensan replicarla durante este año?
“Por supuesto, estamos interesados en realizar el curso con una duración de una jornada completa (ocho horas), para dar espacio a que puedan asistir las personas que no pudieron hacerlo ahora y para tocar aquellos temas que no fueron tratados por tiempo. Estas son capacitaciones que se debe realizar periódicamente, ya que los protocolos se van modificando en base a la evidencia médica y se debe estar actualizado en ellos”.


0