Your address will show here +12 34 56 78
Noticias

Estudio realizado por la Universidad de Valparaíso en colaboración con el ISP reveló que los usuarios de estos dispositivos se exponen a infartos, accidentes cerebro vasculares y lesiones pulmonares severas.



Un reciente estudio sobre vapeadores (o cigarrillos electrónicos) de cartuchos de marihuana incautados en Chile advierte sobre las altas concentraciones de THC y acetato de vitamina E a las que se exponen los usuarios de estos dispositivos, que en promedio alcanzarían al 60,2 y 51,4 por ciento respectivamente, generando un elevado riesgo de sufrir infartos al miocardio, accidentes cerebro vasculares y graves lesiones a nivel pulmonar.

THC es la abreviatura de tetrahidrocannabinol, que es un cannabinoide psicoactivo de la planta cannabis sativa que puede afectar el cerebro y cambiar el estado de ánimo o la conciencia, mientras que el acetato de vitamina E presente en los cartuchos analizados podría provocar lesiones pulmonares graves asociadas al vapeo.

Así lo explica la química farmacéutica Katherinne Alcamán, graduada del Programa de Magíster en Toxicología de la Universidad de Valparaíso, quien realizó la investigación para obtener su grado académico. El estudio, que por primera vez evaluó el riesgo de estos productos para consumidores chilenos, se desarrolló en el Laboratorio de Toxicología (Ladetox) de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, bajo la dirección de la doctora María Fernanda Cavieres, y en el Laboratorio de Análisis de Ilícitos del Instituto de Salud Pública ISP, dirigido por Boris Duffau, y caracterizó los peligros y riesgos asociados al uso de vapeadores de cartuchos de cannabis decomisados en nuestro país y concluyó que los usuarios de estos dispositivos tienen un alto riesgo de sufrir toxicidad cardiaca, neurotoxicidad y desarrollar lesiones pulmonares.

“Es importante mencionar que el estudio se trata de vapeadores de marihuana incautados, por lo tanto, el primer riesgo al que se encuentran expuestos los usuarios son los riesgos asociados al consumo de marihuana que ya han sido ampliamente estudiados. De acuerdo a la investigación realizada, se determinó que los usuarios de estos productos se encuentran expuestos a un alto riesgo de sufrir alteraciones cardiovasculares, siendo las manifestaciones más frecuentes la taquicardia, el infarto agudo al miocardio y el accidente cerebro vascular, todo esto asociado a las altas concentraciones de THC presentes en los cartuchos para vaporizar”.

La toxicóloga reveló que el otro riesgo al que estarían expuestos los usuarios sería a sufrir lesiones pulmonares asociadas al vapeo, lo que se conoce por su sigla en inglés como EVALI. Este riesgo se encuentra relacionado a las altas concentraciones de acetato de vitamina E presente en los cartuchos decomisados.

 


“Cabe destacar que estos productos son adquiridos en el mercado ilícito, por lo tanto, también existe el riesgo de que el contenido de los cartuchos pueda ser alterado y finalmente se desconoce qué es lo que el usuario consume”, advierte.



Además, la investigadora señala que concentraciones tan altas de THC están relacionadas a cardiotoxicidad, pudiendo ocasionar infarto o accidente cerebro vascular, y también se relaciona a neurotoxicidad, en la que son frecuentes los cuadros de psicosis, ansiedad o crisis de pánico.

“Con respecto al acetato de vitamina E (AVE), este compuesto se encuentra como aditivo en los cartuchos para vaporizar, sin embargo, en varios de los cartuchos se ha detectado concentraciones de AVE incluso mayores a las de THC, lo que indicaría que también se utiliza para adulterar el contenido de los productos”, sostiene.

Tal como lo menciona Alcaman, el acetato de vitamina E se considera como una molécula segura si su exposición es por vía oral, como suplemento alimenticio o en cosmética, no obstante aclara que “si la exposición es por vía inhalatoria, como es el caso de los vaporizadores, el acetato de vitamina E se sitúa al interior de los alvéolos pulmonares, disminuyendo la capacidad respiratoria y ocasionando lo que se conoce como EVALI. Por lo tanto, los órganos que se verían involucrados son corazón, cerebro y pulmones”.

Con respecto a los aditivos presentes en los cartuchos, de acuerdo a literatura se sabe que son productos altamente irritantes de las vías respiratorias.

“El AVE es un producto químico de textura pegajosa y aceitosa que es utilizado como espesante para la elaboración de productos de vapeo que contienen THC y diversos estudios sugieren que puede afectar la capacidad del surfactante para mantener la tensión superficial en los alvéolos pulmonares. Otro efecto posible del AVE es que al calentarse el líquido del cigarrillo electrónico se produce un compuesto tóxico llamado cetena, que tiene el potencial de ser irritante pulmonar”.

0