Noticias

Realizan estudio para perfeccionar modelo que permitirá mejorar las condiciones de salud de la población

La nueva herramienta propondrá un modelo de construcción de ordenanzas de promoción de salud, que podrá ser replicado en todos los municipios del país.
 
Un grupo multidisciplinario de profesionales trabaja a toda máquina para desarrollar un modelo perfeccionado del proceso técnico-político sobre cómo construir una ordenanza municipal, herramienta que permitirá mejorar las condiciones de salud de la población, desde el ámbito de la promoción de estilos de vida saludables.
 
El diseño de la herramienta se lleva a cabo en el marco del proyecto titulado “Análisis y sistematización de la experiencia: desarrollo de una ordenanza municipal de promoción de salud de la comuna de Quillota”, financiado por el fondo Chile de Todas y Todos del Ministerio de Desarrollo Social y Familia.
 
“Se trata de un modelo que podrá ser replicable a lo largo del país”, así lo asegura la doctora en Salud Pública, Catalina González, nutricionista y académica de la Universidad de Valparaíso, quien además es la directora del proyecto.
 
Tal como lo adelanta la profesora González, el proyecto tiene una duración de un año y en su primera etapa se enfoca en el análisis del proceso de construcción de la ordenanza de promoción de salud del municipio de Quillota. Una vez obtenidos los resultados e identificados los aspectos relevantes, se procederá a generar un modelo perfeccionado, que se entregará al Ministerio de Desarrollo Social y Familia. “El ministerio tiene la facultad de convertir estos modelos en políticas públicas que queden a disposición de otros municipios”, sostiene la académica.
 
Luego en la segunda fase se implementarán talleres de capacitación dirigidos a grupos específicos de beneficiarios, en las áreas de alimentación saludable, entornos saludables y reconversión a venta de alimentos saludables. Mientras que la última etapa del proyecto consistirá en difundir los resultados y el modelo final.
 
Respecto a la elección de la ciudad de Quillota como objeto de estudio, la nutricionista explica que “se escogió a la comuna de Quillota porque es un municipio que se ha convertido en un referente importante a nivel nacional. Debido a que se han destacado por desarrollar un excelente trabajo respecto de la aplicación de políticas públicas sobre promoción de salud”.

Agrega, que “la recepción del municipio de Quillota ha sido excelente. En enero sostuvimos una reunión con el alcalde Luis Mella, junto a otras autoridades del municipio. En esa oportunidad el edil nos manifestó su conformidad con el proyecto, comprometiéndose a prestarnos todo el apoyo necesario”.
 
Para la doctora González los principales beneficiados del proyecto es la población de Quillota en general y, en específico algunos grupos comunitarios: como escolares y apoderados, adultos mayores, profesores, promotoras comunitarias de salud y vendedores ambulantes de alimentos y de kioscos de colegios.

El equipo de trabajo del proyecto está compuesto por diez profesionales que cuentan con una dilatada trayectoria en los campos de la investigación, nutrición y alimentación, salud pública, políticas públicas, promoción de salud, sólo por destacar algunas áreas.