Noticias

Consejos para que los alimentos duren más durante la cuarentena

Académica de la Escuela de Nutriciòn y Dietética entrega datos útiles para conservar los alimentos por más tiempo cuando no se pueda comprar todos los días.
 
¿Cómo mantener en buen estado los alimentos durante los días de confinamiento obligado? Responder esta pregunta que pareciera tan sencilla tiene directa relación con las características de los ingredientes que los componen y es la clave para elegir cuál es el mejor método para su mantención en el hogar.

En momentos en que más de ocho millones de personas se mantienen cuarentena en nuestro país, realizar una compra para varios días o semanas es fundamental para que esta cuarentena no se vuelva una pesada carga.

Porcionar y congelar
Paola Vera, ingeniera en alimentos y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, recomendó preferir alimentos que se puedan congelar: “Nos pueden durar hasta tres meses, porque al realizar esta acción se detienen procesos biológicos y químicos del alimento, y con eso se retarda su descomposición”. Además, es importante porcionar los productos antes de congelar, de tal forma que no se necesite descongelar todo cada vez, ya que “aquella acción va en desmedro de la calidad del producto desde el punto de vista sensorial y nutricional”, advirtió.

Tal como lo indicó Paola Vera, otros tipos de alimentos muy duraderos son los enlatados y los tetrapack, los cuales pueden durar más de un año, pero “no olvide fijarse siempre en la fecha de vencimiento. También los alimentos congelados cocidos pueden durar mucho tiempo, hasta seis meses, aunque es importante que una vez que los ha descongelado no los vuelva a congelar y se consuman inmediatamente”.

Otro dato útil es que la despensa de la casa debe estar ubicada en un lugar a más de veinte centímetros del suelo, y “ojalá con una tapa o puerta que permita mantener condiciones de oscuridad, que en el caso de los aceites los protege de la oxidación de los ácidos grasos. Lo ideal es un lugar seco y fresco”.

No lave los huevos
Respecto a los huevos, la académica recomendó que se deben almacenar refrigerados para que su periodo de vida útil sea mayor (hasta treinta días). Vera agregó que “los huevos poseen una impermeabilidad natural en su cáscara, lo que permite su conservación óptima y por ello nunca hay que lavarlos antes de refrigerarlos, ya que si lo hace altera esta impermeabilidad. De estar contaminados con microorganismos patógenos como salmonella, ésta penetrará el huevo, encontrará nutrientes y crecerá rápidamente, volviéndose entonces en un alimento muy peligroso si no se consume bien cocido. Los huevos se lavan previo a su uso, siempre”.

Finalmente, en el caso de tener algún producto vegetal como champiñones o algunas frutas en alta cantidad Vera aconsejó “cortarlos en rodajas y secarlos al horno convencional a 60°C, hasta que queden deshidratados, luego lo guarda en bolsa con sello para cerrarla, para ser utilizados en preparaciones o como snacks saludables. También puede aprovechar y hacer encurtidos con cebollitas, zanahorias, pepinillos drill o ajíes en recipientes con tapa y vinagre que puede adquirir en el supermercado. Ojo que previo a consumirlos el alimento debe estar muy bien lavado y sanitizado”.