Your address will show here +12 34 56 78
La académica ejercerá nuevamente el cargo hasta el año 2020.

A partir del 3 de marzo, la nutricionista Marcela Alviña Walker, magíster en Ciencias Biológicas, mención Nutrición, asumió por segundo período consecutivo como directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso. En la siguiente entrevista, la académica adelanta los desafíos que le plantea el cargo para esta nueva administración.

¿Por qué tomó la decisión de repostular al cargo?
Existen dos importantes razones: la primera es que me encanta este trabajo, lo hago con entusiasmo y por lo mismo me trae muchas satisfacciones. Más allá de las funciones de gestión en sí mismas, están las personas y ese es el verdadero motivo que fundamenta mi re-postulación. El equipo humano en Nutrición y Dietética es excepcional, existe calidad, compañerismo y compromiso. No hay nada mejor que trabajar en un ambiente grato, más que mal nos pasamos más de la mitad de la vida en este lugar. La otra razón por la que re-postulé es que siempre siento que falta mucho por hacer. La Escuela de Nutrición es muy joven y hay muchos proyectos que se pueden desarrollar”.


¿Hacia dónde se orientan sus propuestas en este nuevo período?
“Las principales propuestas por área de desarrollo de la Escuela son: En el ámbito del pregrado debemos iniciar la fase de retroalimentación del plan de estudio innovado. En enero 2018 ha egresado la primera cohorte que cursó la malla innovada y esto implica según nuestros indicadores de seguimiento, que entramos en una etapa de análisis profundo y exhaustivo a fin de optimizar el logro de resultados de aprendizaje según la progresión planificada y aumentar finalmente, la empleabilidad. En otro aspecto del pregrado, este año nos sumaremos a la iniciativa de la ex oficina OTL ,creando registros de diversos proyectos y productos elaborados por nuestros estudiantes, en diversas asignaturas del plan de estudio, con el objetivo de promover el emprendimiento los trabajos de mayor potencial. De esta manera nuestro norte será innovación y emprendimiento habilitante del desempeño profesional”.

“En el área de Postgrado, la tarea consiste en concretar un programa de magister articulado con el pregrado. Durante el año 2017 se trabajó en la articulación del Magister en Gestión de Servicios de Alimentación y Nutrición con el plan de estudios de pregrado. En este sentido el nuevo programa de magister, no solo estará articulado sino que también estará innovado por competencias, lo que nos dejará en mejor pie para presentarnos a la acreditación del magister”.

“En Investigación el año 2017 fue de excelente productividad científica: once publicaciones, diez proyectos vigentes y trece presentados a concurso, una patente otorgada y dos solicitadas y 28 ponencias en congresos. Este año nuestra meta es consolidar la participación de diversos académicos en el Centro de MicroBioinnovación y comenzar a concretar los requisitos para postular a un nuevo centro de investigación”.

“En el ámbito de la Vinculación con el Medio, hemos avanzado de manera significativa en lo que respecta a vínculos con fines docentes, especialmente en los vínculos establecidos para desarrollar prácticas profesionales en áreas no tradicionales, tales como: el Centro Ecológico El Vergel, jardines infantiles y centros de adulto mayor de Quillota, el Fosis y algunas empresas de alimentos de la Región de Valparaíso. Este año ampliaremos nuestros vínculos hacia colegios de la Región, otras empresas de producción de alimentos, el SERNAC y el club de fútbol San Luis de Quillota. Esperamos también realizar vínculos con organizaciones de la comunidad con fines de investigación”.

“Por último, en el área de Asistencia Técnica y Científica, este año 2018 la meta es echar a andar una de las tres partes aprobadas en uno de los últimos Consejos de Escuela del año pasado, cual es prestar servicios en análisis de propiedades nutricionales y saludables de alimentos. En los próximos años el plan aborda prestar servicios en capacitación y en atención nutricional”.


¿Qué otros proyectos se destacan en su programa?
“Seguir apoyando a los académicos para la obtención de grados. El año 2017 tres académicos (Ángela Martínez, Carina Valenzuela y Fernando Rojas) estuvieron en perfeccionamiento sistemático para la obtención del grado de Doctor, uno de ellos se reintegra este año a la Escuela y a su vez otro académico (Claudia Vega) inicia su doctorado en marzo 2018”.


¿Qué mensaje enviaría tanto a los académicos, funcionarios y alumnos de su Escuela?
“Les enviaría todo mi agradecimiento a su relevante contribución en el rol que cada cual desempeña. Agradecimiento por formar equipo y hacer las cosas privilegiando el bien común”.

0

La química farmacéutica, Yanneth Moya, cuenta con una vasta trayectoria académica y también un destacado desempeñado profesional en el servicio público.

 
A casi dos semanas de asumir como la nueva directora de la Escuela de Química y Farmacia, la profesora Yanneth Moya, trabaja en la implementación de su programa para el trienio 2018-2021.

Tal como lo explicó la farmacéutica su plan de trabajo apunta al desarrollo de las especialidades farmacéuticas, mejorar los indicadores de investigación, consolidar la acción a nivel de la comunidad y lograr una nueva acreditación para la Escuela de Química y Farmacia, entre los desafíos prioritarios.

La académica es farmacéutica clínica y posee el grado de Magister en Gestión Farmacéutica y Farmacia Asistencial. Además ha estado a cargo de la Coordinación de Farmacia Clínica (I, y II) y Farmacia Asistencial. También ha sido coordinadora de Prácticas y Campos Clínicos y del Programa de Intervención Farmacéutica (PIF). Asimismo, Moya ha participado en proyectos 1315 como profesora patrocinante.

La nueva directora reconoció que el hecho de pertenecer a la Escuela de Química y Farmacia (por más de 20 años) le permite asegurar que: “tenemos una gran oportunidad para posicionar a nuestra escuela en un lugar de privilegio. Nuestra principal fortaleza es el equipo humano, que cuenta con destacados académicos, estudiantes que poseen un buen nivel y funcionarios muy comprometidos con la gestión. Lo anterior, junto a las ideas y proyectos que he propuesto, y que aprobaron mis colegas al momento de su votación, nos permitirá avanzar llevando a nuestra escuela a un nivel destacado”.

La profesora Moya adelantó algunos detalles de su programa.
“El plan de trabajo está enfocado principalmente a mejorar la articulación entre el pre y el postgrado de la escuela. Además, potenciar la investigación como hilo conductor de las diferentes líneas curriculares del pregrado. Esto implica mejorar los indicadores de investigación, estimular el ingreso temprano de los estudiantes a actividades de investigación, apoyar a nuestros académicos investigadores, entre otras acciones. También sistematizar la oferta de postgrado de la escuela, a través del incremento de la oferta de cursos utilizando e-learning o b-learning, acreditando los programas existentes (tenemos un programa acreditado), dando respuesta a las necesidades actuales de nuestros profesionales (especialidades farmacéuticas)”, afirmó.

Agregó que, al mismo tiempo, trabajará en lograr una relación recíproca y sistemática entre la escuela y las diferentes organizaciones de la sociedad, “de manera de enriquecer y retroalimentar a nuestros académicos y estudiantes, como así mismo, contribuir a la mejora del entorno de nuestra escuela”, aseguró.

Fiel a su estilo, la nueva directora aprovechó el espacio para invitar a una participación activa y colaborativa.
“Tanto a los académicos como a los funcionarios y alumnos los llamo a que participen en las actividades que tenemos dentro y fuera de la escuela, necesitamos el apoyo de todos para lograr nuestros objetivos”, concluyó.

 

0