Noticias

Estudio revela fuga de recursos por pacientes hospitalizados por mal uso de medicamentos

Mil 200 millones de pesos se gastaron en ocho años en pacientes que no tendrían por qué haber llegado a un centro asistencial.
 
Un estudio de la Universidad de Valparaíso reveló un aumento considerable de hospitalizaciones por mal uso de medicamentos en el país. Se trata de la denominada “enfermedad invisible”, que se ha transformado en un verdadero problema para el sistema de salud público.

La investigación, que analizó los datos de un periodo que va desde el 2010 al 2017, muestran que durante estos ocho años hubo una proyección al alza relevante en este ítem, pasando de las 64 mil 807 hospitalizaciones en el 2010, a las 89 mil 581 en el último año de estudio.

Uno de los autores de la investigación es el doctor en Práctica y Política Farmacéutica Juan Francisco Collao, académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso.

Tal como lo explica el profesor Collao, se trata del primer estudio que se realiza en Chile utilizando datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Salud.

Respecto a los datos que arrojó la investigación, el doctor Collao afirmó que 11 mil chilenos son internados y cien mueren al año por mal uso de medicamentos. Los principales grupos de riesgo lo conforman los lactantes, adolescentes y adultos mayores.

No obstante el doctor Collao advirtió que la cifra podría estar subestimada. “Los resultados pueden parecer bajos. De hecho existen otros estudios realizados en países como Inglaterra y Alemania cuyos resultados son diez veces más altos que lo detectado en Chile. Pero esto no se explica porque en esos países utilicen peor los medicamentos; por el contrario, el resultado responde a que el personal de esos países está entrenado para detectar estos casos y reportarlos. En cambio en Chile cuando existe algún tipo de daño o una sospecha de reacción adversa por uso de medicamentos, la eventual detección se transforma en un reporte espontáneo y no en un registro obligatorio, como lo es en otros países”, explicó.

La propuesta de los investigadores apunta a mejorar el sistema y profundizar en el conocimiento sobre los patrones de consumo de fármacos en la población.

“Lo que ocurre en Chile es que cuando a los pacientes se les entrega el medicamento, son ellos mismos los responsables de la terapia farmacológica, a pesar que no tienen el conocimiento idóneo para asumir tal responsabilidad y no saben qué hacer cuando surge algún problema o efectos secundarios, como dolores de cabeza o gástricos. Muchas veces también ocurre que como no hay una visión sistémica en los hospitales, los pacientes pueden visitar a distintos médicos, quienes recetan nuevos medicamentos y así fácilmente se podría replicar la terapia, sin que el paciente perciba que son los mismos medicamentos”, comenta.

El profesor Collao destacó otro dato relevante que entregó el estudio, al referirse a la importante fuga de recursos en que incurre el sistema público para atender a estos pacientes.

“También hicimos el cálculo del gasto de días cama en los pacientes que son hospitalizados por daño grave causado por el mal uso de medicamentos, durante los ocho años (2010-2017). Siendo austeros y considerando un día cama base, que tiene un valor de 200 mil pesos, aproximadamente (la UCI es mucho más cara), eso nos da más de mil 200 millones de pesos gastados solamente en pacientes que no tendrían por qué haber llegado al hospital si hubiese habido un control adecuado de su terapia. Es decir estamos hablando de un daño totalmente evitable”, concluyó el investigador.

Participaron en el estudio Juan Francisco Collao, Rafael Favereau, Carolina Aceitón y René Miranda.